Historia del nazismo: publican cartas de un médico de Adolf Hitler

Historia del nazismo: publican cartas de un médico de Adolf Hitler

"Yo era su médico y no su asesino", advierte el médico que trató durante casi 10 años al dictador alemán. Se trata del otorrinolaringólogo Carl Otto von Eicken, quien cuidó las cuerdas vocales del líder de la Alemania nazi.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Siguen apareciendo novedades respecto de la vida del líder nazi Adolf Hitler. Ahora, un descendiente del otorrinolaringólogo del dictador reveló cartas detalladas que muestran cómo trató a Hitler y sus problemas de voz.

La información fue publicada por el diario de Suiza NZZ am Sonntag. Las cartas reveladas fueron enviadas por el médico  otorrinolaringólogo Carl Otto von Eicken a su prima Marie Steneberg. 

Ahora, fueron descubiertas Robert Doepgen, tataranieto del galeno, cuando investigaba archivos familiares para un proyecto académico. En tanto, el historiador británico Richard J. Evans, especialista en historia alemana, confirmó su autenticidad.

Según las cartas, el autor era el mejor otorrinolaringólogo alemán y trabajó en los problemas de voz de Adolf Hitler, analizando sus cuerdas vocales durante una década, iniciando en 1935. 

Una de las cartas, dice que Hitler le dijo una vez: "Si hay algo malo, absolutamente tengo que saberlo", pues su temor era tener una enfermedad grave

El médico, junto a Hitler. (Nzz.ch)

Publica el diario suizo que el primer tratamiento se hizo el 23 de mayo de 1935 en Berlín. Entonces, el médico extrajo un pólipo de aproximadamente un centímetro de las cuerdas vocales del Führer. Asi, se ganó su confianza y la documentación del médico empezó a hablar de un paciente "Adolf Müller", de 46 años, quien era, en realidad, Adolf Hitler

"Adolf Hitler, conocido por sus feroces discursos para conseguir apoyo para sus ideas, otorgaba especial importancia a su voz, que incluso pospuso la operación para extirpar un pólipo hasta después de un discurso, cuando el médico le advirtió que necesitaba descansar la voz después del procedimiento", aporta Rt. 

En sus manuscritos, el médico nunca tuvo en cuenta que había cuidado a un hombre cuyas acciones provocaron la muerte de millones de personas en el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial, señaló la publicación de Suiza. 

Y cierra la agencia: "Carl Otto von Eicken fue interrogado por Estados Unidos y por Rusia al finalizar la guerra. Le preguntaron  por qué no había matado a Adolf Hitler. Y el médico respondió: "era su médico, no su asesino". El profesional murió en 1960.  

NZZamSonntag, Rt, Wikipedia

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?