Conoce el queso más peligroso del mundo

Conoce el queso más peligroso del mundo

En la Unión Europea está prohibida su comercialización y podría ser un peligro para la humanidad.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El casu marzu es un queso elaborado en la isla de Cerdeña, Italia, y es considerado el queso más peligroso del mundo y está prohibida su venta en la Unión Europea. El Guinness World Records lo incluyó en su libro en 2009 al poner en riesgo la salud de cualquiera que se atreva a comerlo.

Su definición en español significa "queso podrido" y la palabra casu marzu es dialecto del sardo, una lengua que se habla en la isla mediterránea y región autónoma de Cerdeña. Para su elaboración se utilizan larvas vivas de moscas, conocidas como Piophila casei, que son tipo gusanos blanquecinos de 8mm, pero pueden medir hasta 15 mm.

Fuente: Wikipedia

Estas larvas se introducen para favorecer la fermentación y lograr que sea cremoso. Pero su preparación no es rápida: tarda tres meses en fermentar y ahí ya está listo para comer. Cabe destacar que cuando las larvas crecen se pueden ver tranquilamente dentro del casu marzu.

¿Cómo es la metamorfosis de las larvas?

  1. La puesta de los huevos de la mosca del queso.
  2. El desarrollo de las larvas que se alimentarán del queso.
  3. Estado de pupa.
  4. Eclosión de las larvas (cuando salen del huevo).

Antes de morir, las moscas depositan sus huevos que serán la nueva generación de moscas del queso. En contraposición, los fabricantes de los otros quesos les temen a estas moscas y desinfectan los lugares de su fabricación.

Peligro para la humanidad

Los habitantes de Cerdeña consumen este queso desde hace siglos y nunca sufrieron ningún problema, pero los científicos aseguran que es un peligro para la humanidad. Estas larvas pueden sobrevivir al ser consumidas y generar miasis intestinal, microperforaciones en el intestino.

Además, la presencia de estas larvas pueden contaminar el queso con bacterias peligrosas como salmonella o con compuestos tóxicos que producen como cadaverina y putrescina. Pese a esto, está registrado como uno de los alimentos tradicionales de Italia y está permitida su producción casera, pero no su comercialización.

En el 2005, los ganaderos sardos junto a los directivos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Sassari llevaron adelante la crianza de las larvas en un ambiente controlado. La intención fue hacer la producción del queso con las medidas higiénicas adecuadas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?