Kamala Harris posó en Vogue y causó un escándalo

Kamala Harris posó en Vogue y causó un escándalo

La portada de la famosa revista la muestra “demasiado casual“ y con “la piel aclarada“, según las críticas. Te contamos todos los detalles del revuelo en esta nota.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El atuendo elegido por los editores de Vogue Estados Unidos para mostrar a la vicepresidenta electa Kamala Harris en su edición impresa llamó la atención y generó debate.

La tapa, que se filtró en internet, la mostraba con una chaqueta informal, tenis Converse y no los atuendos un poco más formales con los que se había fotografiado: un traje celeste y zapatos de vestir contra un fondo dorado.

Las críticas no tardaron en llegar cuando en horas del domingo la portada comenzó a circular online. “Mal iluminada“, “retocada“, “estilizada“ y con la piel “aclarada“ fueron algunas de las cuestiones que señalaron los internautas para mostrar su descontento.

Hasta se dijo que la tapa era “una falta de respeto para la vicepresidenta electa“.

Entre tanto y, según la CNN, Vogue confirmó que la portada que circula es genuina.

Sin embargo, también dio a conocer una segunda tapa de manera digital con el vestuario celeste de Michael Kors, que el equipo de la vicepresidenta tenía en mente como primera opción de tapa, mientras que se esperaba que el look más casual fuera parte del interior de la revista.

El magazine hizo público que “amaba“ las fotos realizadas por Tyler Mitchell y “sintió que la imagen más informal capturaba la naturaleza auténtica y accesible de la vicepresidenta electa Harris“, calificándola como “uno de los sellos distintivos“ de su administración.

Para finalizar, sin mencionar ningún entredicho con el equipo de Kamala Harris que solicitó una nueva tapa -aunque es imposible porque salió hacia imprenta en diciembre de 2020- afirmó que se tratará de una doble portada.

De esta forma, explicó: “para responder a la seriedad de este momento de la historia, y el papel que ella tiene que desempeñar para liderar nuestro país, estamos celebrando ambas imágenes como portadas digitales“.

El fotógrafo que realizó las tomas es el mismo que inmortalizó la famosa portada de Beyoncé en 2018. En ese momento el famoso reportero gráfico negro había declarado:

“Represento a los negros y a las personas de color de una manera real y pura“.

Para la vicepresidenta, Mitchell pensó en el fondo verde y rosa a raíz de que son los colores de la primera hermandad universitaria históricamente afroamericana, como una especia de homenaje a las mujeres poderosas de las hermandades como Alpha Kappa Alpha.

Sin embargo, recibió duras críticas señalando que la estética glamorosa de Vogue no aparece en el estilo de tapa elegido. Además, con respecto a cómo luce su color de piel, algo “aclarada“.

Según la CNN, el dramaturgo Qajahat Ali lo calificó de “desastre“ e ironizó que la editora jefa de la revista, Anna Wintour, “no debe tener amigos y colegas negros“.

Sin embargo, la portada puso el grito en el cielo de Donald Trump, quien ya se quejó porque su mujer Melania no fue tapa de la importante y simbólica publicación.

¿Qué otras figuras de los Estados Unidos se sumarán a esta ola de críticas contra la polémica tapa de Kamala Harris? Mientras tanto, esperamos sus declaraciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?