Nena con coronavirus y su modo de luchar: "Morí y volví a la vida"

Nena con coronavirus y su modo de luchar: "Morí y volví a la vida"

Si bien los adultos mayores son las víctimas principales del covid-19, la enfermedad se cobrado la vida de muchos niños. Esta menor estadounidense vivió para contarlo.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Juliеt, una habitante de Covington (EE.UU.), tenía la vida normal de una niña de 12 años hasta que contrajo coronavirus, lo que se convirtió en un antes y un después. La menor pasó varios días conectada a un respirador artificial, tuvo un paro cardíaco y estuvo al borde de la muerte, pero logró recuperarse milagrosamente, reporta AP.

"Morí y volví a la vida", con esta frase llena de dramatismo describe Juliet su lucha contra la peligrosa infección.

Su historia de la enfermedad no fue similar a la de la mayoría de los infectados adultos. Juliet no tuvo ni tos ni problemas de respiración. No obstante, sufrió dolores en el estómago y vómitos, por lo que su madre, que es radióloga, pensó que se trataba de una apendicitis u otro problema abdominal. Pero cuando sus labios se volvieron azules y sus extremidades frías, la niña fue ingresada en un hospital local.

Allí sufrió un paro cardíaco y la trasladaron en helicóptero al Centro Médico Ochsner en Nueva Orleans.

"Juliet llegó en el estado más grave en que hemos visto a un niño con covid-19", contó el doctor Jake Kleinmahon, quien la atendió al llegar.

El médico afirmó que los niños con coronavirus pueden tener síntomas muy diferentes a los adultos. Además, muchos menores están infectados por otro virus además del coronavirus y ese era el caso de Juliet, agregó.

La menor estuvo conectada a un respirador artificial durante 4 días, y luego su estado empezó a mejorar. 

Cuando Juliet recuperó la conciencia, de lo primero de que se preocupó fue de las clases que había perdido debido a la enfermedad. Y una vez que su madre le contó todo lo que le había pasado, sus "ojos se pusieron grandes como dos platos", contó.

Ahora el doctor señaló que su corazón funciona bien y que la niña podrá "llevar una vida totalmente normal".

"Primero me asusté mucho", contó Juliet, quien agregó que su preocupación luego fueron las consecuencias que podría sufrir su cuerpo, algo que para su suerte no sucedió.

Los padres de Juliet ven con alivio que ella no recuerde los cuatro días de entubación que pasó, aunque ellos nunca lo podrán olvidar. 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?