Segunda ola: Italia toma duras medidas para Navidad y Año Nuevo

Segunda ola: Italia toma duras medidas para Navidad y Año Nuevo

Se prohibirá salir del municipio de residencia durante los días festivos para desalentar las reuniones numerosas y los viajes al exterior.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La segunda ola de contagios por Covid-19 sigue azotando a los países europeos, con la llegada de los días festivos por Navidad y Año Nuevo los gobiernos buscan tomar medidas para frenar el número de infectados.

Italia es uno de los países que avanza en esta idea, prohibirá salir del municipio de residencia los días de Navidad, San Esteban y Nochevieja. Así lo anunció el ministro de Sanidad de este país, Roberto Speranza. Por las restricciones sanitarias en las fiestas, se mantendrá el sistema de división de las regiones del país en tres colores, según el riesgo de contagio.

Pese a que todavía faltan detalles por conocer, el ministro de Sanidad adelantó que además de prohibir los desplazamientos en los días festivos continuarán las limitaciones de moverse entre regiones, como ocurre hoy con las que se encuentran en las franjas más críticas.

Italia desincentivará los viajes internacionales”, aseguró el ministro. Esta decisión busca evitar reuniones numerosas y también limitar actividades como ir a esquiar o viajar al extranjero. Ya algunos medios hablan de cuarentena obligatoria para todos aquellos que regresan al país.

“Las decisiones del Gobierno son difíciles pero necesarias para evitar un confinamiento general y sin las cuales no sería posible controlar la curva de contagios. No aguantaría el sistema sanitario y no aguantarían todos los médicos y enfermeras a los cuales va nuestro agradecimiento”, explicó Speranza.

Italia ya había decidido mantener el toque de queda a las 22 horas en todo el país también en los días fuertes de las fiestas navideñas. Tampoco habría excepciones para la misa del Gallo, algo que ha enfurecido a algunos sectores católicos del país, y por supuesto tampoco para ningún tipo de celebración en Nochevieja. Para justificar la decisión tomada el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, expresó: “Sentarse a la mesa dos horas antes, y lo digo como católico, o que el niño Jesús nazca dos horas antes no es una herejía -y agregó- herejía es no darse cuenta de los enfermos, de las dificultades de los médicos, de la gente que sufre”. “No seamos hipócritas, ésta sería la herejía”.

 

Fuente: La Vanguardia

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?