Venezuela: pueblo indígena desafía a Maduro y va por la ayuda humanitaria

Venezuela: pueblo indígena desafía a Maduro y va por la ayuda humanitaria

Están decididos a permitir que llegue la ayuda humanitaria al país si es enviada cerca de su territorio, incluso si eso implica un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad y el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Un informe de la agencia Reuters describe cómo es la situación en las últimas horas.

Los pemones de Venezuela, un pueblo indígena que vive en la frontera con Brasil, están decididos a permitir que llegue la ayuda humanitaria al país si es enviada cerca de su territorio, incluso si eso implica un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad y el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Así lo describe un informe de agencia Reuters.

El líder de la oposición Juan Guaidó dijo la semana pasada que una coalición mundial que incluye a Estados Unidos estaba enviando alimentos y medicamentos a puntos de acopio en Colombia, Brasil y una isla de El Caribe antes de entregarlos a Venezuela.

Maduro, que niega que haya incluso una crisis humanitaria, dice que no permitirá ese “show” al que describe como parte de un plan dirigido por Estados Unidos para socavar y derrocar a su gobierno.

Seis líderes de la comunidad Pemón que residen en el municipio Gran Sabana que limita con Brasil dijeron a Reuters que las necesidades apremiantes de la población deberían superar cualquier politización con respecto a la ayuda humanitaria.

La Gran Sabana, una llanura cubierta de grama y de inmensas montañas en el estado Bolívar, en el sur del país, tiene la única carretera pavimentada entre Venezuela y Brasil.

“Estamos preparados físicamente, sin armamento, dispuestos a abrir la frontera para recibir la ayuda humanitaria”, dijo el alcalde de La Gran Sabana, Emilio González a Reuters. “Esto no lo va a paralizar ni la Guardia ni el Gobierno. Estamos listos a la espera de la ayuda”.

Cientos de venezolanos organizan la eventual distribución de la ayuda

Tal y como lo había anunciado el jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Juan Guaidó -que el 23 de enero fue designado presidente encargado y cuenta con el reconocimiento de medio centenar de países- hoy arrancó la organización de las personas interesadas en trabajar gratuitamente en la distribución de alimentos y medicinas.

Aunque en el este de Caracas no se registraron las asambleas convocadas por Guaidó, éstas sí se llevaron a cabo en otras zonas de la capital y en varios estados del país sudamericano, según dieron cuenta de ello los partidos políticos de la oposición venezolana a través de las redes sociales.

"Hoy en todos los estados del país nos estamos organizando para exigir el ingreso de la #AyudaHumanitaria. Es un gran gesto que haremos realidad gracias a la unión de todos los venezolanos y la solidaridad del mundo", apuntó en su cuenta de Twitter Guaidó que no tuvo una aparición pública durante la jornada.

El presidente de la comisión parlamentaria de Seguimiento de la Ayuda Humanitaria, Miguel Pizarro, explicó que el primer lote de donaciones que está acopiándose en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, servirá para atender urgencias.

El diputado subrayó en Twitter que estas donaciones hechas por gobiernos y empresas no son una limosna ni una injerencia extranjera sino "la oportunidad para salvar la vida de cientos de miles de personas que corren el riesgo de morir a causa de una dictadura ha destruido al país", en alusión al Gobierno chavista.

Se espera que la fase de organización de los voluntarios, que trabajarán al servicio de organizaciones no gubernamentales y la Iglesia católica, seguirá este domingo sin que hasta ahora se conozca la fecha en la que el Parlamento, de mayoría opositora, prevé hacer entrar esa ayuda pese al rechazo de Maduro.

Entretanto, los simpatizantes de Maduro también hicieron algunos actos de calle este sábado para reiterar su respaldo al jefe del Estado, señaló la agencia de noticias EFE.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?