El asesinato de una gestora cultural prolonga la violencia contra líderes

El asesinato de una gestora cultural prolonga la violencia contra líderes

Se trata de Lucy Villarreal, quien salía de dar un taller a niños y se dirigía a celebrar la Navidad con su familia. Desde 2016, año en que se firmó el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, más de 500 líderes sociales han sido asesinados en Colombia, según datos de distintos organismos.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El asesinato la víspera de la Navidad de Lucy Villarreal, una joven gestora cultural del departamento de Nariño (suroeste), prolonga la orgía de sangre que ya se cobró la vida de cerca de un centenar de líderes sociales este año en Colombia.

La mujer fue asesinada por un sicario en la carretera que conecta a Tumaco, segundo puerto de Colombia en el Pacífico, con Pasto, capital de Nariño, tras concluir un taller con niños y mientras viajaba a su casa para pasar la Navidad con su familia.

"Nunca habíamos recibido amenazas, entonces nos sorprendió muchísimo", dijo a la prensa Melisa Herrera, hermana de Villarreal.

Lucy Villarreal

El caso ha estremecido a Colombia y ocurre tan solo horas después de que las autoridades hallaran los cadáveres de una pareja de recién casados que estaba desaparecida desde el pasado viernes cuando se dirigían a Palomino, una zona turística del Caribe situada cerca de Santa Marta y muy frecuentada por extranjeros.

Villarreal, que tenía dos hijas, era reconocida en la región por su trabajo como integrante de la Fundación Cultural Indoamericanto, integrada por músicos y bailarines que trabajan desde 1994 para mostrar su espectáculo artístico durante el Carnaval de Negros y Blancos que se celebra en Pasto todos los años en enero.

"¡No puede ser tanta infamia! Asesinaron en Tumaco a Lucy Villarreal, lideresa, cultora del carnaval y defensora de la vida. Lo hicieron cuando terminaba un taller con niños. La tristeza es inmensa. Esta noticia empaña la Navidad", se lamentó en Twitter el gobernador de Nariño, Camilo Romero.

El director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, también condenó el crimen y aseguró que aunque el Gobierno colombiano "crea que todo terminó" hace un año con la muerte del jefe disidente de las FARC Walter Patricio Arízala, alias "Guacho", la verdad es que "la violencia no cesa en Tumaco".

"Qué desolador el asesinato de la líder Lucy Villarreal. Debe haber justicia y sobre todo medidas serias para que esto deje de ocurrir", expresó Vivanco en un mensaje en Twitter.

Cifras escandalosas

Según la Fundación Desarrollo y Paz (Fundepaz), que tiene sede en Nariño, con el homicidio de la joven ya son 22 los líderes sociales que han sido asesinados en lo que va del año en ese departamento fronterizo con Ecuador.

A comienzos de este mes la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos había manifestado que en lo que va de año al menos 86 defensores de derechos humanos fueron asesinados en el país.

El organismo alertó que esa cifra les ha permitido identificar causas estructurales de estos crímenes que derivan de la falta de presencia integral del Estado en las regiones, razón por la cual considera que defender los derechos humanos es una actividad de alto riesgo en Colombia.

Entre tanto la ong Programa Somos Defensores detalló en el Informe Semestral Enero-Junio 2019 que al menos 59 defensores de derechos humanos fueron asesinados durante el primer semestre de este año en Colombia, cinco de ellos en Nariño.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?