Lento y salvaje: siete posiciones para durar más durante el sexo

Lento y salvaje: siete posiciones para durar más durante el sexo

Nada mejor que encarar el final del año con nuevos desafíos para disfrutar la intimidad. Para los hombres la duración es muy importante durante una relación sexual. Conoce la lista de las siete mejores.

MDZ Curiosas

Durar en la cama es el gran tabú de la mayoría de hombres. En muchos casos, relacionan la extensión del sexo con el nivel de disfrute, por lo que es clave alargarlo más posible el tiempo para ellos.

La mayoría tarda de 5 a 10 minutos en llegar al orgasmo y esto, para algunos, necesariamente no es motivo de orgullo. Por ello en esta nota te brindamos las siete mejores posiciones sexuales para que puedas extender el tiempo y cansarte menos.

Según estudios, más del 70 por ciento de hombres se encuentra interesado en mejorar su resistencia sexual. Esto incluye retrasar la eyaculación con tal de satisfacer completamente a su pareja.

De acuerdo a la psicoterapeuta sexual Vanessa Marin durar cinco minutos durante el sexo es bastante estándar debido a que las mujeres requieren alrededor de 20 minutos para tener un orgasmo.

Existen diferentes técnicas que se pueden realizar para tardar un poco más durante las relaciones sexuales. Cambiar de posición, puede ser una, ya que se da un respiro. También se pueden practicar las que no incluyan penetración profunda.

Es recomendable también mantener un ritmo lento y constante. A continuación, te brindamos la lista con las mejores posturas para poder durar un poco más durante el sexo.

Poses para durar más durante el sexo

Cara a cara

Para esta posición sexual se requiere que ambos se sitúen uno frente al otro. El miembro masculino debe ubicarse por encima y la mujer debe elevar una de sus piernas. Ella marcan el ritmo moviendo la pierna.

La cruz

La mujer se debe recostar boca arriba en perpendicular al hombre, cubriendo con sus piernas la pelvis de él. Esta pose sexual permite que la penetración sea poco profunda.

Misionera

La mujer debe posicionarse encima del hombre, rodeándolo con sus extremidades. Una vez que se encuentre así, ella se inclinará y, sosteniendo su peso, podrá marcar el ritmo. Esto permite que el varón se relaje y retrasa el orgasmo. 

De espaldas modificado

Es la clásica posición pero con una variante: ambos deben bajar lentamente sus cuerpos hacia la cama, de tal manera que el estómago de él quede apoyado contra la espalda de su pareja. Permitirá una fricción más lenta.

Sentados en la cama

La pareja se sienta mirándose frente a frente. La mujer lo rodea con sus piernas hasta que se produzca la penetración. Esto permite tener distintos ángulos de inclinación y por lo tanto controlar la llegada al clímax.

Sentados en una silla

La mujer se debe sentar de espaldas sobre el miembro viril de su pareja. Ella es la que nuevamente lleva el ritmo, por lo que permite que pueda regular la intensidad si siente que el varón está llegando al orgasmo. Él también puede comunicárselo.

Cucharita

Ambos deben mirar en la misma dirección mientras la pelvis de la mujer se ubica más arriba y con las piernas flexionadas. En esta posición sexual el hombre tiene el control, por lo que puede ir regulando el ritmo conforme vaya llegando al orgasmo. 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?