¿Por qué ningún Gobierno ofrece soluciones para los jubilados?

¿Por qué ningún Gobierno ofrece soluciones para los jubilados?

Ayer se anunció un bono de 5.000 pesos para los jubilados a cobrarse en agosto. Eugenio Semino, defensor de la tercera edad, habló de una postergación que lleva varias administraciones y aseguró que al Gobierno no le interesan los adultos mayores.

Victoria Chales

Victoria Chales

En un acto en Lomas de Zamora, el presidente Alberto Fernández anunció un bono para jubilados de 5.000 pesos a cobrarse en agosto. Tanto el discurso del presidente como de los funcionarios que lo acompañaron: Axel Kicillof (gobernador de la provincia de Buenos Aires), Luana Volnovich (titular del PAMI) y Fernanda Raverta (titular de la Anses); se pronunciaron bajo la épica de "Alberto, el presidente de los adultos mayores". Se habló de una Argentina donde "nadie sobra" para presentar un bono que "alcanza para un kilo de pan por día". 

En diálogo con MDZ Radio, Eugenio Semino, defensor de la tercera edad y gerontólogo, aseguró que para preservar su salud "escucha poco a los políticos en campaña porque no aportan mucho al pensamiento". Sin mayor sorpresa por los anuncios del Gobierno dijo categóricamente que "los jubilados o pensionados vienen siendo relegados por todas las administraciones".

En una suerte de recapitulación argumentó por qué considera que ninguna gestión tuvo una voluntad real de mejorar la situación de los adultos mayores. Durante la segunda mitad de la gestión de Mauricio Macri en el año 2017, los jubilados "perdieron 6 puntos en el cambio de fórmula de aquella convulsionada sesión del Congreso". Aclara que son seis puntos porque "es lo que han fijado y reconocido a favor de los jubilados diversas cámaras del país y que hoy está en conocimiento de la Corte".

Luego entre 2018 y 2019 "perdieron 19,5% respecto a la inflación". Incluso recuerda el gerontólogo que "formó parte de la campaña del entonces candidato, hoy presidente de la Nación que iba a recuperar esos 20 puntos perdidos vendiendo las LELIQ (Letras de liquidez)" . Sin embargo, Alberto Fernández asumió en diciembre de 2019 y "las LELIQ no se vendieron, los jubilados no se recompusieron y los argentinos seguimos pagando los intereses de esas letras".

Lo que vino después fue aún peor. "Se suspendió la ley de movilidad de ese momento y se hicieron decretos de ajuste todos a la baja durante el 2020 con lo que se perdieron 10 puntos más con respecto a la inflación y a la ley suspendida". Aquí Semino redobla la apuesta marcando que no es sólo trágica la situación económica sino también la realidad sanitaria de los adultos mayores.

"Creo que hay una realidad que ponderar porque estamos en una crisis humanitaria de enorme dimensión que afecta fundamentalmente a los adultos mayores. Tal es así que representan el 83% de los casi 100.000 fallecidos en Argentina".

Además, destacó que en términos sanitarios "de los 8 millones de adultos mayores que hay sólo tienen las dos dosis, el esquema completo de vacunación entre el 40% y el 50%.

Por otra parte, hacia fines del 2020 el Gobierno nacional presentó un nuevo proyecto de movilidad. "Algunos viejos incautos que fuimos a hablar en la bicameral previa la sesión donde se votó la actual ley vigente dijimos que si no había una cláusula que actualizara por inflación no iba a servir de nada. En el primer semestre esto quedó demostrado: 25% de inflación, 21% de reajuste", aseguró.

Estos motivos llevan al defensor de la Tercera edad a decir que se trata de "bonos preelectorales que intentan cubrir con un cobro de 5.000 pesos por única vez la realidad de que 4 millones y medio de personas que reciben la mínima de 23 mil pesos apenas cubren un 34% o 35% de la canasta de sus necesidades básicas. Y los dos millones restantes que tienen una media de 35 mil pesos llegan al 40%".

En otro pasaje de la entrevista, Semino contó que cuando los legisladores se realizaron un aumento en sus dietas del 40%, se hizo una presentación frente a Santiago Cafiero, jefe de Gabinete diciendo que "los mismos congresistas que votaron un presupuesto que reconoce el 29% de inflación anual se incrementaban sus salarios en un 40%, pues entonces que por lo menos se realizara el mismo porcentaje para los jubilados". Desde el Gobierno nacional "nunca nos contestaron", lamentó.

El discurso sobre la necesidad de una reforma jubilatoria suena entre los pasillos de la oposición quien sea que esté en el sillón de Rivadavia. Eugenio Semino explica que no hay una sola administración interesada en solucionar los problemas de los adultos mayores porque "no quieren hablar del financiamiento".

"El sistema de financiación se toma en un 50% de lo que aporta el trabajo y el 40% del trabajo es en negro y aporta cero. Esto antes de la pandemia, ahora seguro que es un poco más. La otra mitad son impuestos y el que mayor aporte hace es el más regresivo de los impuestos, el IVA". En esa dirección señaló que "las rentas mineras, petroleras y financieras no ponen nada. Por eso no se habla, porque si no por ahí se quedan sin financiamiento para las campañas electorales".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?