Albergues transitorios: "Una actividad en la que es imposible el contagio"

Albergues transitorios: "Una actividad en la que es imposible el contagio"

Entre las muchas actividades que se vieron damnificadas por el cierre de la cuarentena 2020, los albergues transitorios fueron prácticamente los últimos en abrir. Desde el sector ven con algún temor que esta situación se reedite este año. Aún cuando aseguran que no "favorece los contagios".

Victoria Chales

Victoria Chales

Las segundas partes nunca fueron buenas. Pero si consideramos que en este último año se aprendió algo, hay cosas que no debieran suceder nuevamente. En el 2020 hubo un fuerte reclamo de los albergues transitorios porque permanecieron 210 días sin poder trabajar. En octubre cuando ya muchas actividades estaban funcionando, se aprobó el protocolo para que reabrieran sus puertas. En este año la continuidad de la pandemia supone decidir una vez más cómo y qué podrá seguir habilitado pese a la gravísima situación sanitaria que atraviesa Argentina en la ya declarada segunda ola.

La restricción de circulación nocturna que primero se dispuso en Mendoza y luego se aprobó a como medida a nivel nacional suscitó enojo de aquellos sectores que trabajan principalmente en ese horario. El primero fue sin duda la industria del entretenimiento. Pero luego hizo falta pensar en todos los demás. Si bien no es estrictamente en la noche que se trabaja, hay que reconocer que es el horario fuerte de cualquier alojamiento transitorio. En No cantes victoria dialogamos con Joaquín Ponce, gerente de Casablanca Suites, un establecimiento de referencia en la actividad.

Ponce relató con pesar lo vivido el año pasado en el que sólo pudieron mantener su negocio y por tanto las fuentes de trabajo porque "recurrieron a recursos propios". Sin embargo a nivel nacional "se perdieron muchos locales que cerraron y no pudieron volver" por lo que asegura que "un nuevo confinamiento sería letal". En la actualidad se trabaja "al 60% de lo que se hacía un año atrás por lo que no han logrado recuperarse".

El gerente de Casablanca suites considera que en la provincia hay más de 30 locales y que todos pueden funcionar perfectamente de acuerdo al protocolo. "Nosotros estamos cumpliendo con todos los protocolos de limpieza de sábanas, toallas, toallones, desinfección de habitaciones y airear los espacios. Además entregamos con mucha diferencia de tiempo las habitaciones para poder ejecutar todas estas tareas. Se trabajó muchísimo para recuperar la confianza de los clientes".

Por el momento desde el reconocido albergue transitorio están pensando en "realizar promociones para acompañar al cliente". En otra palabras promover que la gente pueda quedarse a pernoctar y así se respete la circulación nocturna. Más allá de esta forma de adaptarse a la coyuntura, Ponce remarcó que son establecimientos que podrían permanecer siempre abiertos porque "sólo entran dos personas, mayores de edad que no tienen interacción con nuestros empleados y no comparten el lugar con nadie. Yo creo que es una actividad en la que sería imposible el contagio en ese lugar. Son dos personas que acuden en su vehículo particular sin contacto con nadie".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?