Hay temores ante las nuevas restricciones

Hay temores ante las nuevas restricciones

Así lo consideró Rodolfo Martínez, vocero de la Cámara de la Industria del Entretenimiento Argentino de Cuyo (IDEAR), en MDZ Radio.

MDZ Radio

MDZ Radio

Este lunes el gobierno de Mendoza restringió la circulación nocturna con el objetivo de hacer frente a la suba de casos de coronavirus. Sin embargo, la situación provocó el enojo de algunos sectores por afectar directamente su labor. Rodolfo Martínez, vocero de la Cámara de la Industria del Entretenimiento Argentino de Cuyo (Idear), habló con MDZ Radio y se mostró ofuscado con las nuevas disposiciones.

Según comentó Martínez, los empresarios del sector se encuentran “bastante preocupados” por los anuncios porque consideran que “están atacando a un sector que está controlado”. “Lo que van a hacer es que esas personas que están controladas, pasen a la clandestinidad, porque no hay nada habilitado para salir a bailar”, sumó.

Además, consideró que vienen de un año difícil en materia económica como consecuencia del extenso parate durante el primer año de pandemia. “Tuvimos un 2020 catastrófico, hemos sabido cuidar la apertura, pero a raíz de la suba de casos, atacan primero al entretenimiento”, consideró.

Asimismo, el vocero de Idear reconoció que hubo casos aislados de incumplimiento, por ejemplos en los locales bailables. “Yo me cansé de ver videos en redes sociales de cumpleaños de 15, fiestas de egresados y casamientos en espacios cerrados y eso jamás estuvo habilitado”, comenzó.

Sin embargo, dijo que no fue la realidad común de todos los espacios. “Lo que se habilitó fueron fiestas al aire libre de hasta 250 personas y alrededor de las mesas. Nosotros presentamos una propuesta superadora que hablaba del sistema de corralito o burbuja y nos quedamos esperando la reglamentación o el protocolo para trabajar. Nunca llegó”, sostuvo.

En tal sentido, recordó cuáles fueron las medidas de prevención que tomaron en todos los establecimientos: la toma de temperatura, el uso de alcohol en gel al ingresar y el uso de tapabocas. “Esto en los lugares habilitados funcionó, pero no sucedió en las clandestinas donde era la realidad del 2019, en la que todo vale”.

Con relación a esto, Rodolfo Martínez apuntó contra los organismos que debieran mantener el control. “No hubo fuertes controles contra la clandestinidad”. “La gente se relajó, relajó sus conductas pero también los controles”, lanzó.

Finalmente, destacó que todo provoca inconvenientes desde lo económico, “porque los bares y salones de eventos generan un motor económico importante, como la venta de ropa, de calzado y peluqueros, que están vinculados de forma indirecta y cuando se terminan estas actividades dejan de vender”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?