Detalles del acuerdo entre Rusia y Argentina para envasar la Sputnik V.I.D.A

Detalles del acuerdo entre Rusia y Argentina para envasar la Sputnik V.I.D.A

La periodista Nora Bär contó detalladamente cómo es el acuerdo que Argentina hizo con Rusia para fraccionar y envasar la vacuna Sputnik V.I.D.A. A futuro, se busca que en un año y medio en nuestro país se produzcan 500 millones de dosis anuales.

MDZ Radio

MDZ Radio

El Gobierno de la Nación comunicó ayer que en febrero se firmó un acuerdo con Rusia para envasar y fraccionar la vacuna Sputnik, que en nuestro país se llamará Sputnik V.I.D.A. Pero hay más detalles que son alentadores a futuro, los explicó Nora Bär, Editora de Ciencia de La Nación.

"Tener un laboratorio que la produce en el país y puede distribuir la vacuna directamente desde Argentina evita vuelos, aduana, trámites burocráticos, etc. Acerca mucho el acceso, no sólo para nosotros sino que también va a poder exportar a América Latina", comenzó contando Bär. 

El acuerdo tiene varias etapas: en junio será la primera fase, cuando el instituto Gamaleya (Rusia) envíe al Richmond (Argentina) la sustancia activa de la Sputnik, aquí se va a fraccionar y a envasar. Mientras tanto, se irá construyendo una planta para elaborar 500 millones de dosis por año de estas vacunas y de otras. La misma estará lista aproximadamente a finales de 2022.

Inicialmente se comenzaría con el fraccionado y envasado de un millón de dosis para ir escalando hasta 5 millones mensuales. "Después se va a proceder al filtrado y se irá avanzando para tener cada vez una parte mayor del proceso hecho acá en Argentina", contó la periodista.

Mediante este acuerdo, se estableció que el Fondo Ruso de Inversión Directa le van a pagar el servicio que brinde al laboratorio Richmond y el Estado Nacional comprará las dosis, "no está previsto que quede en manos de privados la adquisición".

El Futuro de la campaña de vacunación mundial

Bär fue optimista respecto del futuro de la campaña de vacunación, por varios motivos que detalló: "Algunos países como Canadá tiene 6 dosis por habitante. Cuando estos lugares, incluido EE.UU, terminen con la inoculación de su población van a quedar liberadas vacunas para el resto de los países. Todo hace pensar que a medida de que avance el tiempo el panorama de acceso a va a mejorar".

"El problema es que en medio, claro, muere gente, por eso hay desesperación por acceder a las vacunas. Pero bueno, es una disputa y una competencia de todo el mundo. Incluso en Europa se quejan de que los programas de vacunación están avanzando muy lento. Quienes inocularon rápidamente pagaron con sobre precio, algo que los países pobres o emergentes no pueden afrontar. Hay entre 80 y 90 países que aún no aplicaron una sola dosis", completó la periodista.

Sumado a esto, "los laboratorios avanzan en la producción y se van poniendo en marcha nuevas plantas, como en este caso, mientras se hacen nuevas vacunas, lo que hará que haya más oferta para que los países accedan a ellas".

La situación de Argentina

Finalmente, Bär contó que en Argentina, "si bien todos hubiéramos querido que ocurriera lo que se pensaba, porque estaban los compromisos, para que en el verano se pudiera vacunar entre 13 y 15 millones de personas de los grupos de riesgo, no llegamos. Pero yo creo que el ritmo de vacunación va a aumentar".

Además, dijo que "faltan 500 mil mayores de 80 y alrededor de 1 millón y medio de mayores de 70, o sea que estamos cerca de llegar al 85% de la población mayor de 70 vacunada al menos con una dosis. La angustia es que en este momento estamos en una situación crítica, pero para adelante todo indicaría que las cosas no pueden sino mejorar", concluyó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?