Por qué Mauricio Macri y Cristina Fernández no irán presos

Por qué Mauricio Macri y Cristina Fernández no irán presos

El analista y consultor político Jorge Giacobbe reflexionó sobre por qué los ex presidentes no irán presos, a pesar de las acusaciones que se hacen mutuamente. Además, arrojó los resultados de unas encuestas que demuestran que la corrupción argentina estaría enquistada en el país.

MDZ Radio

MDZ Radio

Jorge Giacobbe es analista y consultor político y líder de la encuestadora Giacobbe & Asociados. En MDZ Radio hizo un análisis a partir de las acusaciones cruzadas entre los ex presidentes Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner. Ambos dicen que el otro quiere verlo en la cárcel.

"Es una historia de película", dijo al respecto Giacobbe, quien opinó que "ninguno va a mover una ficha para apresar al otro, porque nadie escupe para arriba en el sistema político argentino".

Según el encuestador, un político en todo el mundo es un vendedor de ilusiones, una persona que dice que si lo votan a él el mundo cambia para mejor, y sino será un desastre. A esto le atribuye esa "lucha verbal" que, dijo, "no tiene en realidad correlación directa con lo que ocurre. Ningún presidente argentino va a tratar de meter preso a otro".

Ante la insistencia en esa declaración, Giacobbe respondió por qué asegura eso: "Porque irían todos presos, de un lado y de otro, porque es imposible administrar Argentina con el nivel de corrupción que hay en todo el país sin dejar el dedo pegado".

En ese mismo sentido, el analista aseguró que en todos los países del mundo ocurre lo que la sociedad permite. "Hemos llegado hasta aquí aplaudiendo, no se olviden". "Es un problema de responsabilidad social, los argentinos a través del consenso hemos arrancado del libro de nuestra historia varias de nuestras páginas peores. Por ejemplo, por consenso social hemos anulado el militarismo y el golpe de Estado, el asesinato como forma de resolución del conflicto político (años 70 cuando hubo 3500 muertos por año en las calles entre bandas políticas), hemos eliminado la inflación (tuvimos 4500 de inflación anual en democracia, hoy es un escándalo 50%)".

Sin embargo, "la corrupción no se mueve. Esa página no la arrancamos. La pregunta es por qué no la arrancamos y en qué medidas la corrupción es un sistema en el cual estamos todos involucrados de alguna manera". "¿Qué pasaría si la ley rigiera en serio en Argentina?. ¿podríamos sobrevivir?"; se preguntó.

Giacobbe completó esta reflexión con el resultado de dos paradójicas encuestas: "En nuestro país el 90% de los encuestados dicen que el sistema educativo es muy malo, mientras que 90% dice que el colegio al que va su hijo es excelente. Nos vemos como de afuera. ¿A una persona que pasa un semáforo en rojo se le debe quitar la licencia de conducir de por vida? El 70% asegura que sí. Hagámoslo y vamos a tener 6 millones de personas en Plaza de Mayo quemando la Casa de Gobierno". "Nos molesta muchísimo la corrupción, del otro", concluyó. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?