¿Habrá o no otra cuarentena estricta en Argentina?

¿Habrá o no otra cuarentena estricta en Argentina?

Hablamos con el periodista político Paulino Rodrigues sobre diferentes temas que atañen a la política nacional. ¿Hay espacio para otra cuarentena estricta en el país? Además, comentó cómo es la relación entre Alberto Fernández y Clarín, quién es el juez Gallardo y cómo será el rol de Ramos Padilla.

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

El columnista y periodista de MDZ radio, Paulino Rodrigues, pasó con otro análisis sobre la política nacional. Detalló cómo está relación entre Alberto Fernández y el CEO del grupo Clarín, Héctor Magneto, qué sucedería si hay otra cuarentena estricta en Argentina y describió a varias figuras clave y su posicionamiento político. Eso, entre otros temas de la agenda como la vuelta a clases.

Aquí los puntos más importantes de su columna:

¿Qué pasa con las PASO? 

Derogar las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) tiene la resistencia del kirchnerismo, sin esa resistencia las PASO se habría derogado en sesiones extraordinarias o inclusive en noviembre del año pasado, cuando los gobernadores pedían en público lo que ya el Presidente mandaba a que soliciten, en el intento por reconstruir un acuerdo del propio Alberto Fernández con los gobernadores e intendentes del Conurbano. El cuadro es: salvo una hecatombe y tragedia, no se suspenden la PASO.

Las negociaciones para ampliar las dosis de la vacuna y la vuelta a clases

La asesora del gobierno dijo que hay un contrato con China, Ginés González García luego lo desmintió. En el medio, lo que nos toca por el acuerdo con AstraZeneca, dentro de la OMS. Algún acuerdo con Rusia podría surgir en las próximas semanas, pero no tengo más información que la errática que el gobierno da.

En medio de esas negociaciones comienzan las clases. En principio en Capital en el sector privado está todo dado para empezar las clases el 17 de febrero. Mientras que el gobierno quiere esmerilar al candidato más potable dentro de Juntos para el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, aunque quedan dos años largos por delante.

En ese contexto, de un Rodríguez Larreta nacionalizado pos pandemia y como la figura que aglutina distintas expresiones en Juntos por el Cambio (JpC) desde el centro y por lo tanto le opone un principio de poder al oficialismo nacional, por lo que el oficialismo cada vez que puede lo intenta hacer mella.

El problema es que la sociedad mayoritariamente quiere volver a clase. Tiendo a pensar que esa pelea el gobierno nacional la mira de reojo por las encuestas y en el fondo porque creo que el propio Presidente compró la idea de que todo el país debe volver a clases el marzo. Así que entiendo que en marzo, si no hay una profundización de la pandemia, las clases tendrán un discurrir, dependiendo de público y privado, de si hay o no una burbuja, de la doble escolaridad o no, de las regiones del país de las cuales hablemos, etc. Así, las clases pueden tener un grado de presencialidad que no tuvieron el año pasado.

¿Podrá haber otra cuarentena estricta?

No lo creo, porque no hay plafón. Eso sería romper todo el contrato social, que está a punto. imaginemos una cuarentena de un mes: protocolo en las empresas, turnos rotativos, se cierran los locales gastronómicos, sólo take away, todo el resto encerrado. ¿Cuál es el costo? El Estado no tiene una chequera, Guzmán está viendo una negociación con el Fondo, la cual busca acelerarla lo más posible, porque está haciendo equilibrio en el mercado cambiario y está intentando ver cómo baja el déficit fiscal.

¿Cómo es el juez Gallardo?

Es muy particular, tiene una presencia activa en la ciudad desde hace mucho tiempo, en términos de "reclamos contra el poder político". Lo padeció Macri, incluso Aníbal Ibarra en su momento y lo padece Horacio Rodríguez Larreta.

No estoy en condiciones de analizar todos y cada uno de sus fallos en términos  técnicos, porque sería una imprudencia de mi parte. Sí está claro que es muy veloz en establecer cautelares contra el poder y decisiones de los gobiernos y no siempre termina dando razón el fallo de fondo, que el propio juez Gallardo establece sobre estos temas.

En materia educativa desconozco si se extralimitó o no, como dice el gobierno porteño, pero en cualquiera de los casos con el prisma del humor social que hay entiendo que Gallardo pierde esta pulseada.

El destino de Ramos Padilla

Es el flamante juez, con competencia electoral en el distrito más importante de la provincia de Buenos Aires, porque va a comandar el Juzgado Federal de La Plata, el puesto más relevante en términos electorales. Después viene la Cámara Nacional Electoral. Es descomunal su poder, es el que va a validar el sistema electoral, de presentaciones de listas a destiempo, de impugnaciones de listas.

Ahí estuvo Manuel Blanco, más de 2 décadas, un emblemático juez que tuvo mucha relación con la política, en particular con el bipartidismo del peronismo y del radicalismo, en la década del 90 y principios de este siglo.Pero ahí recaló un juez muy afín al kirchnerismo y muy cercano a la ex presidente, cuyo padre además es un militante, fundador de Justicia Legítima, que pugnaba por una justicia con principio de política.

Juntos por el Cambio quizás durmió en no haber nombrado a alguien durante el mandato de Vidal, con Macri presidente. Puede ser. Parte de aquello que no se hizo y que de manera rápida el kirchnerismo sí hace, a sabiendas de que el kirchnerismo tuvo entre ceja y ceja dos esquemas que no pudo doblegar y por los cuales entiende que no pudo perpetuarse en el poder: uno el sistema de construcción de medios y el sistema judicial, que es el que le pone límites.

Intenta quebrar ambos y en ese intento Ramos Padilla llega al juzgado federal de La Plata y en ese intento también Roberto Boico, abogado de Cristina Fernández de Kirchner en el memorándum de entendimiento con Irán y de Zanini, irá a la estratégica Cámara Federal. A la cual regresó Fara, aquel que salió a defender a Cristóbal López de manera burda y explícita y por lo tanto fue apartado, pero ahora vuelve a su lugar de orígen.

Entonces todo es bastante orquestado en el medio de un gobierno que además no descarta ampliar la Corte y que busca permanentes tentáculos judiciales de cooptación de voluntades de personas afines, eso es por caso a la Cámara Nacional Electoral. Hablando de lo electoral, cuando impuso al que era el ex apoderado del partido justicialista de la provincia de Tucumán, Daniel Bejas. Mal podría uno pensar que alguien con ese currículum pueda de manera equidistante laudar en un conflicto en el que haya pugna de intereses de distintas expresiones políticas y el peronismo esté en el medio.

La reunión en casa de Carrió

Allá cuando el gobierno de "deshilachaba" en términos de prestigio y la situación económica y social no era buena, con el dólar a $190, muchos en la oposición decían: "Esta es la nuestra", entonces afloraron los personalismos y a ver quién comandaba el futuro gobierno e hipotético progreso y futuro de la Argentina. Cuando el gobierno encuentra algún eje y parece estar todo más calmo, pese a la delicada situación, es cuando la oposición dice "¡cuidado!, porque si se ordenan y perdemos la legislativa vamos a correr riesgo de que tengan mayoría en el Senado y en Diputados y por tanto hagan y deshagan como quieran 2 años de gobierno".

Ahí, en el miedo, aflora el espíritu de enlace y es lo que me parece que uno está viendo con esta unión de sectores que en algún momento coquetearon con mostrarse los dientes y a ver quién tenía mayor fortaleza y encabezaba así el armado del proyecto de alternativa de poder que la oposición quiere hacer. Entonces ahora, pese a las diferencias y como en el Frente de Todos, la máxima es "antes que nada,unos, después vemos el resto".

El gobierno nacional de Alberto Fernández con los medios.

La relación no es ni buena ni mala, salvo los medios que se cobijan en el entorno del gobierno. La relación es tensa, entre Magneto y Alberto hay una relación personal pero es tensa por el fenómeno Cristina Kirchner, allí no hubo laudo.

Respecto al resto del sector de las telecomunicaciones en general, este DNU que lo decreta como un servicio esencial, donde interfirieron en la estructura de costo, impusieron los precios, dijeron quién gana y quién pierde pone muy tensa cualquier relación. Yo creo que es una relación tirante donde el gobierno va a intentar que algunos se arrodillen, pero también eso hace que siempre crezcan expresiones donde se diga lo que otros no pueden.

¿Alberto sueña con desprenderse de Cristina y asociarse con Magneto?

Yo creo que el acuerdo y la negociación entre Alberto Fernández y Magneto está, lo que no quiere decir que incluya al Instituto Patria ni a la vicepresidente. Si uno lee entre líneas no hay un ataque furioso de Clarín a la política económica ni a los ministros del presidente ni al propio presidente, tampoco se habla de Fabiola Yañez. Hay amistades, relaciones históricas, periodistas encumbrados que hablan con el Presidente, eso es visible, pero también lo es que lo otro no está saldado, es una batalla que aún se juega en la justicia, en la vida pública y en la vida comunicacional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?