En qué otros países de Latinoamérica hay "vacunagate"

En qué otros países de Latinoamérica hay "vacunagate"

A medida que pasan los días se conocen nuevos casos de gente poderosa que usó su cargo o amistad para acceder a una vacuna antes de tiempo. Entre los países de la región hay casos similares, pero también otros muy distintos que destacan por transparencia y efectividad.

Victoria Chales

Victoria Chales

En estos días sólo se puede focalizar en el inmenso escándalo que supone la vacunación vip que tuvo lugar en Argentina. Funcionarios, sindicalistas,periodistas, empresarios y sus respectivas familias desfilaron por la antesala del despacho del ex ministro Ginés González García según se va revelando en la investigación sobre lo sucedido.

Mientras un proceso judicial indaga estos hechos de corrupción en nuestro país, otra es la realidad en el resto de la región. En algunos casos es aún más escandoloso como Perú y en otros simplemente el problema no parece existir como Chile.

Desde MDZ Radio dialogamos con un periodista que si bien reside en Perú hace ya largos años, es de origen chileno. De esta manera Carlos Escaffi, analista internacional, gerente de Imaginacción Perú y profesor de la Universidad Católica del Perú se convierte en una voz autorizada para indagar en dos casos bien disímiles.

La semana pasada empezaron los destapes en Perú donde se reveló a través de la prensa local que al menos 487 personas accedieron en septiembre a un exclusivo lote de la vacuna china de Sinopharm. En el caso estaban implicados altos funcionarios públicos, tanto del gobierno anterior como del actual presidente Francisco Sagasti. Entre los agravantes se señaló que el 25% de los  vacunados irregularmente eran trabajadores del Estado. Entre ellos figuraba el expresidente Martín Vizcarra junto a su familia, pero también se encontró a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, que renunció pocos días atrás.

"El pasado 15 de febrero la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) revelaba la lista con 97 nombres sobre los 487 beneficiados entre los que estaba Martín Vizcarra, la ministra de Salud y el ex canciller. Sin embargo lo más indignante es que mientras el infame COVID les reventaba y les sigue reventando la vida a los ciudadanos de a pie que resisten hacinados en hospitales públicos o cartones en el piso de centros médicos, una pequeña aureola de personas que no son de primera línea se vacunaban bajo el más burdo secretismo."

En cuanto a la cantidad de vacunas con las que cuenta Perú, Escaffi señaló que hasta el momento se cuenta con un millón, pero que se han aplicado efectivamente 200.000 a "personal de primera línea que empieza con el Presidente Sagasti, miembros de la policía nacional, fuerzas armadas y bomberos". 

Además vale recordar que en este contexto de corrupción y falta de inmunización de una población diezmada económica y sanitariamente, Perú deberá enfrentar también las elecciones. Francisco Sagasti es el presidente de transición hasta que en abril puedan tener lugar los comicios. Por lo que hay mucha incertidumbre en cuanto a "si se va a poder vacunar a las personas que estén a cargo de las mesas de votación" entre otros elementos que hacen a las jornadas electorales.

"No hay vacunagate en Chile"

En el vecino país la campaña de vacunación parece avanzar sólo cosechando grandes éxitos. No sólo se ha conseguido desde la gestión de Piñera la provisión de millones de dosis, sino que además se han inoculado de manera efectiva y transparente. Desde las autoridades aseguran que para fines de marzo tendrán a cinco millones de chilenos y chilenas inmunizadas.

Por su parte, Escaffi asegura que aunque puedan haber algunos casos aislados en ciertas regiones, no tiene duda alguna de que "en Chile no hay vacunagate". Al momento "hay tres millones de chilenos vacunados y sólo el día de hoy se aplicaron 27.735 personas". Por lo que se trata de un caso sumamente exitoso que posiciona al país vecino en el puesto número siete de aquellos que han conseguido vacunar mejor a su población.

Las medidas restrictivas que se tomaron en su momento sirvieron para controlar la pandemia, pero a su vez se equilibró con la "no parálisis total de la economía como pasó en Perú con una tasa de informalidad laboral de siete de cada diez peruanos".

Además de ser un éxito al avanzar rápidamente en la inmunización de la gente, también se realiza con un alto grado de transparencia. Según pudo describir Escaffi, en Chile se generó una página web llamada " yo me vacuno" dónde se puede encontrar "el calendario de vacunación y se señala quiénes están incluidos y quiénes no". También aparecen testimonios de quienes ya se inocularon y los locales dónde se realizan a lo largo del país. "La gente en Chile no cree que haya secretismo o vacunaciones ocultas".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?