Develaron cuál sería el futuro político de Aníbal Fernández

Develaron cuál sería el futuro político de Aníbal Fernández

El ex jefe de los ministros, Aníbal Fernández, volvería con un rol político que, según dicen, le encanta ejercer y tiene un gran desafío por delante.

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

El especialista político y columnista de MDZ radio, Paulino Rodrigues, pasó por el aire de No Tan Millennials con distintas reflexiones en cuanto a los dichos de Hugo Moyano sobre el ex presidente Mauricio Macri, al "CVU" que el oficialismo busca y necesita y al caso Úrsula. Sobre el final, dijo cuál es el nuevo puesto que llevaría nuevamente al ex jefe de gabinete, Aníbal Fernández, a la arena política.

Aquí los puntos más importantes de su columna:

¿Por qué ahora Moyano dice que Macri es un mamarracho que nos endeudó como nunca?

  • Creo que Hugo Moyano siente que su acuerdo político dentro del Frente de Todos (FdT) hace alivianar sus causas judiciales, porque es parte de la tendencia a saber que cuando uno tiene el poder político también cuenta con otros poderes, como el judicial. Entonces cuando ve que la Justicia no es favorable a sus designios, él cree encontrar una mano negra en ese sector que, según entiende, lo persiguió.
  • Con Macri los acuerdos fueron implícitos, inauguraron juntos un busto de Perón y tantas otras cosas. Algo cambio, ¿qué? que Moyano entiende que sus problemas judiciales, al igual que Cristina, no se resuelven con la misma celeridad a pesar de todo lo que él hace. Porque lo que hizo el juez (Federico) Villena fue un estropicio jurídico y un mamarracho que le va habilitar un juicio político, cuando le devolvió la plata a la hija y a partir de lo cual luego Moyano dijo la frase que quedará para la historia: "400 mil dólares son dos mangos".

En el gobierno, ¿se viene una segunda etapa de reuniones más pequeñas, con empresarios, sindicalistas y el campo?

  • Sí, segunda, tercera, cuarta. Nadie puede prever cuántas rondas y negociaciones se harán, es un proceso dinámico que hay que verlo prolongado en el tiempo. Tengo la impresión de que el Gobierno hará el esfuerzo enorme de batallar la inflación, el problema es el cómo.
  • Argentina tiene pocas herramientas para sentarse sensatamente a discutir cómo tener una macroeconomía sana, lo cual implica una fuerte impronta basada en la inversión, baja presión tributaria, gasto público acorde a la recaudación y solidez monetaria con credibilidad en la moneda. El tema acá es si todo eso junto lo podemos abarcar en términos de una situación crítica que nuestro país ya tenía y agudizó la pandemia. Además, habrá que ver qué fortaleza política hay en Alberto Fernández para llevar esa titánica tarea y cuánta hoja de ruta tiene para eso el Presidente.
  • Desde el oficialismo insisten en que el futuro de Alberto depende de la CVU (crecimiento, vacunación y unidad del peronismo). Las 3 hoy las tiene: el peronismo está unido, hasta ahora, pero ¿eso se va a garantizar en el cierre de lista? Con PASO o sin PASO, aunque seguramente va a haber y harán de árbitro entre las distintas facciones internas del peronismo (la Cámpora, el Massismo, el FdT, los gobernadores e intendentes).  Además, la vacunación empezó, como termina no sé, pero está y crecimiento también habrá, frente al desplome de 2020, va a haber. 

¿Hasta cuándo habrá casos como el de Úrsula?

  • El presupuesto para el Ministerio de la Mujer es de más de 6 mil millones de pesos y 2 de cada 3 personas contratadas fueron por mecanismo de excepción. Es decir que alguno de los elementos indispensables para que esa persona pueda acceder al cargo no es cumplimentado.
  • Entonces, si tenemos el instrumento con un monumental presupuesto, más de 500 millones por mes, entonces la pregunta es: ¿qué estamos haciendo con eso? Pusimos el instrumento, le dimos la caja, una impronta, se supone muchas capacitaciones, pero ¿estamos siendo eficaces en la política integral? Llevamos más de 40 femicidios en 2021, más allá de que por supuesto estos casos exceden a los gobiernos
  • El Gobierno está poniendo todo para que la situación sea diferente a la que teníamos hace 2 años, pero ¿los instrumentales de justicia son mejores?, ¿le dimos presupuesto a la justicia para que tengan brazos auxiliares que ejecuten más rápido las decisiones?, ¿tenemos material tecnológico como tobilleras duales, pulseras, etc para eliminar la opción de que puedan romper perimetrales? Porque si al violento sólo le ponemos un papel, es lo mismo que nada nada. Es necesario menos estructura y más respuesta y eficacia. Menos donde no es indispensable, más en los juzgados de paz o en las comisarías de la violencia. 
  • Vamos a matizar algunas cosas, no es lo mismo la situación que hoy que hace 5 años: se ha avanzado mucho en términos de visibilización y respuesta a la problemática, se han puesto a disposición recursos. Por supuesto que no alcanza, pero lo que planteo es si estamos haciendo las cosas correctas y en la velocidad adecuada.
  • Úrsula es el eslabón que muestra toda la falencia de un sistema que como es tan complejo reestructurarlo, nos es más fácil crear el ministerio, incorporar gente, hablar el tema, ponerle un "e" a las palabras y creer que eso es la inclusión.

¿Vuelve Aníbal?

  • Hay que seguirlo de cerca a Aníbal Fernández, que hay novedades. Tomará un rol político, además de interventor en el yacimiento en Río Turbio.
  • Dicen en los pasillos de la Casa Rosada que Alberto Fernández sería ungido el interventor del Partido Justicialista en la provincia de Corrientes, donde hay elecciones a gobernador este año. Para ordenar el justicialismo correntino en una provincia adversa al peronismo, donde gobierna Gustavo Valdez y donde en los próximos dos meses el oficialismo provincial debe resolver quién es candidato a gobernador, si Valdez o Colombi, que quiere volver y en ese contexto además si incluye o no a Camau Espínola, quien fue el último candidato a gobernador del peronismo, que perdió pero que no comulga con el kirchnerismo y que podría participar dentro de ECO, que es el baluarte político y la formación política que le permite, en principio, al radicalismo pero a una multiplicidad de partidos gobernar la provincia desde hace más de dos décadas.
  • Es probable, da la impresión de que podría ser, es un rol que a Aníbal Fernández le encanta y sería la manera de que el ex jefe de Gabinete vuelva a la arena política, no sólo mediática, para intentar aportar soluciones a una provincia que es la única que este año elige gobernador y donde el oficialismo tiene baja expectativas pero donde el oficialismo va a buscar el mejor resultado posible en las elecciones.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?