Sus opositores temen que Trump haga esta maniobra para salvarse

Sus opositores temen que Trump haga esta maniobra para salvarse

Analizamos el debate presidencial de Estados Unidos, entre Donald Trump y Joe Biden con un especialista que asegura que no hubo ganadores y que el gran perdedor fue el país norteamericano.

MDZ Radio

MDZ Radio

Ayer por la noche, los Estados Unidos celebró el primero de tres debates presidenciales, entre Donald Trump, quien busca su reelección como candidato del Partido Republicano, y Joe Biden, el ex vicepresidente que va en representación del Partido Demócrata. 

En comunicación con el programa Uno Nunca Sabe, el analista político Carlos Galina, habló sobre el debate y concluyó en que "ninguno de los dos candidatos ganó, sino que perdió el país". 

El especialista afirmó que las primeras encuestas posteriores al encuentro indican que Biden se impuso por sobre el actual mandatario, pero quienes vieron el intercambio de los protagonistas, quedaron decepcionados. 

También aseguró que históricamente los debates no tienen demasiado impacto sobre la intención de voto del electorado, ya que la gente que opta por verlo, lo hace para reafirmar sus preferencias. Al finalizar el intercambio entre ambos candidatos, Biden sigue con una diferencia de 9 puntos por sobre el republicano. 

Galina consideró que "el presidente Trump logró imponer su reglas y ensuciar el debate presidencial para volverlo un intercambio de ofensas", mientras que "Biden logró mantener la calma, pero Trump siempre lo interrumpió y lo volvió una cuestión personal". 

El entrevistado señaló que la realidad de Estados Unidos es compleja, tanto a nivel político y social como económico. Pero destaca que hay dos temas que ocupan la agenda: el manejo de la pandemia y las elecciones. 

Por un lado, hay una fuerte crítica social por cómo ha sido el manejo del coronavirus, ya que mucha gente sigue sin poder ir a trabajar y las escuelas permanecen cerradas. Por otro lado, está el tema de la elección. 

"El sistema electoral estadounidense se basa en la credibilidad, los ciudadanos confían en que  los candidatos no harán fraude", explica el académico de la Universidad George Washington, y agrega que "tener un postulante que pone en deuda el proceso electoral, siembra un manto de incertidumbre en el país.   

Cabe destacar que en Estados Unidos el voto no es obligatorio, sin embargo, se espera que esta elección tenga el doble de participación que la de 2016, en donde Trump disputaba la presidencia a Hillary Clinton. Asimismo, durante la emisión del debate, Biden obtuvo la mayor donación de dinero en una campaña electoral en años. 

"A los republicanos les dejó ver qué es lo que no les gusta de Trump. Si bien lo apoyan, critican que es una persona que impone su voluntad, que es grosero y que no se puede controlar", dijo el analista en relación a la performance que se vio de Trump.  

Por último, Galina anticipó cuál es el contexto al que se encamina la votación del próximo 03 de noviembre, y es la posible objeción de Trump al resultado lo que empujaría la elección a un vacío legal. 

Llegado ese supuesto, Trump podría argumentar la existencia de fraude en algún estado y pedir una revisión de las boletas. Si las legislaturas estatales deciden que hay una posibilidad de fraude, se caería en un espiral legal. 

"La legislatura estatal es la que decide, podría darse la situación que Biden gane la mayoría de votos, pero que no obtenga la mayoría en el colegio electoral, o que se le quiten votos de un colegio a uno u otro candidato, y que termine siendo presidente por una maniobra del propio partido", concluyó el especialista. 

En este enlace, la entrevista.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?