Ansiedad: ¿Cuándo volverán los cines?

Ansiedad: ¿Cuándo volverán los cines?

Las butacas vacías sólo cuentan la historia del esfuerzo enorme que se está haciendo para salir de la pandemia. Un sector que ha sostenido a sus empleados todos estos meses y que reclama volver a su actividad, para que ninguna taquilla tenga que colgar más "Función cancelada".

Victoria Chales

Victoria Chales

Es más una cuestión del día que había 2x1, que la fecha exacta de estreno. Llegar al lugar, elegir algo de la cartelera consensuado con quien hayamos ido. Elegir entre si queremos miedo, risa, llanto o acción. Sorprenderse cada vez del precio que le ponen al pochoclo, pero caer al menos con algún descuento que nos acerque a ese aroma imperdible del cine. Estas son cosas que se extrañan.

Estas postales de nuestra vida se suspendieron hace seis meses como tantas otras cosas. Durante el invierno hizo falta esa salida al cine con café, comida o cerveza luego para debatir lo vivido. En Argentina hay 800 salas que esperan poder volver a abrir sus puertas. Alrededor de 7.000 trabajadores entre directos e indirectos que quisieran volver a esos alfombrados.

Desde MDZ Radio dialogamos con Martín Álvarez Morales, gerente general de Cinemark y presidente de la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantalla (CAEM). Se trata de una situación sumamente delicada y compleja luego de seis meses sin abrir las salas. "Aquí hay dos componentes. Por un lado en ninguna provincia se ha podido avanzar de fase. Se hace un paso para adelante y luego dos para atrás.

Aunque muchas de las empresas del sector recibieron el ATP (Asistencia para el Trabajo y la Producción), algunas de ellas no llegarán al momento en el que puedan abrirse las taquillas nuevamente. Sin embargo, destaca Álvarez que se han prolongado las ayudas económicas hasta diciembre. Hace una semana se promulgó la  ley 27.563 de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional. En ella se ha incluido al cine como actividad cultural. Esto es de suma importancia porque con esta nueva legislación se prorroga para el sector el reparto de ATP.

Para que se produzca la reapertura de los cines se precisa de dos condiciones. Por un lado, la aprobación sanitaria de los protocolos y la habilitación de esa actividad. Pero, por el otro, si esto no sucede en una buena cantidad de lugares, los distribuidores no ofrecen sus estrenos. Y las salas multipantalla necesitan si o si de tener ese material nuevo para volver a abrir al público. "Si no tenés estrenos, es muy difícil que la gente se acerque a los cines", señaló Álvarez de Cinemark.

El último trimestre del año es además temporada baja generalmente para estas empresas de espectáculos. A veces sucede que por tratarse de "meses flacos" se corren los estrenos hacia los últimos meses de septiembre, octubre, noviembre. Pero este año esta fecha fue modificándose tanto que ya muchos anunciaron que lo harán en 2021 o incluso 2022. "Resulta muy difícil hacer estimaciones sin saber dónde está el otro lado del río, qué tan lejos está" remarcan desde la CAEM. Además de abrir, saben que los primeros meses serán a pérdida porque "será más caro estar abiertos que cerrados hasta que vuelva completamente la audiencia a las salas".

En estos días se mantuvo una reunión entre el jefe de gabinete del Ministerio de Salud de la Nación y la Cámara argentina de exhibidores Multipantalla para presentarle el protocolo a nivel nacional. De esta manera, una vez que las autoridades habiliten la actividad ya estar preparados. El tema aquí es que para las películas grandes, habrá que esperar que las grandes plazas como EEUU y Asia abran también para que los distribuidores habiliten que en Argentina pueda proyectarse "una película de gran factura como es 007". 

En la sala de cine estamos todos mirando hacia adelante y está mal visto hablar. Estas condiciones favorecen que sea una actividad más segura ya que el contagio de coronavirus se produce sobre todo con las microgotas que expulsamos al hablar. Desde ese punto de vista, explica el CEO de Cinemark lo que se proponen algunos es distribuir las butacas a la venta como si fuera un tablero de ajedrez "donde las blancas se venden y las negras quedan libres". En otros casos se piensa más en un sistema que ofrezca los asientos de a pares y luego deje dos liberados. En la siguiente fila además, esto estaría desfasado de manera que tampoco haya una persona adelante.

Para la reapertura, los cines procurarán no subir el valor de las entradas. Aún cuando lo que se aceptara como medida sanitaria les suponga una capacidad del 40 o 50%, no están pensando en trasladar esto a los tickets. Una de las modificaciones que se cree va a tener lugar en el regreso será quizá una asistencia más pareja a lo largo de la semana. Antes se producían picos y valles, pero tal vez aquellas personas que quieran cuidarse más irán otros días como un martes o un miércoles".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?