Conocé a una jueza que reconoce inclumplir la ley

Conocé a una jueza que reconoce inclumplir la ley

En el programa Jura Decir la Verdad hablamos con una jueza de paz que no tiene problemas en asumir qué errores ha cometido. Se describe como rebelde, aunque reconoce que con la edad está más calma.

MDZ Radio

MDZ Radio

En el programa Jura Decir la Verdad, sentamos en el banquillo de los entrevistados a la doctora María Marta Guastavino, jueza del primer juzgado de gestión asociada en el fuero de Paz de Mendoza.

Escuela Primaria y Secundaria: En el Sagrado Corazón, después Colegio Normal (hasta tercer año), de ahí me fui al Misericordia y, como tuve algunos problemillas, terminé en el Maza.

¿Qué problemas?

Era medio rebelde, lo soy.

¿En cuántos años hiciste tu carrera?

En 5 años y 3 meses. Empecé a estudiar en Mendoza, hice dos años y murió mi papá, por lo que la dejé. Después me fui a Córdoba, donde me recibí, y la terminé en 3 años y 3 meses.

¿Reprobaste alguna materia?

Sí, no sería estudiante sino.

¿Cuántas?

Tres o cuatro, no las cuento, porque los fracasos no se cuentan.

¿Tuviste algún 10?

Varios.

¿Cómo llegaste a tu cargo?

Rendí. Yo litigaba, se abrió un concurso para prosecretario. Era un desafío personal, me probé y quedé, fui prosecretaria 3 años. Después se abrió un cargo de magistrado y quedé primera. En ese momento el gobernador Cobos se había comprometido a nombrar el primero de la terna, así que ahí entré.

¿Hace cuántos años que sos jueza?

En diciembre harán 16.

¿Cómo está compuesta tu familia?

Soy divorciada y tengo 3 hijos: una abogada, el del medio es gastronómico y la más chica estudia Nutrición, pero es deportista y está en Buenos Aires ahora, es una Leona.

¿Viven con vos?

Los tres, sí.

En el juzgado de paz, ¿qué función tenés?

Ha ido variando con el tiempo el Juzgado de Paz, ahora con la modificación del Código tenemos muchísimas más competencias que antes, es más Comercial. Tenemos todo lo que es sistema financiero y bancario de la circunscripción, pequeñas causas, desalojos y todo lo demás, como accidentes de tránsito hasta 20 jus ($400.000 aproximadamente).

¿Cuál es la causa más relevante que has resuelto?

Como compleja tuve una consignación de alquileres con un desalojo de lo que era el Citibank. Había un anexo del Citi con el inmueble adecuado para que funcionara como banco, se debían varios meses de alquiler y tenía una cláusula penal que era compleja, entonces en el tiempo se hacían unas sumas exorbitantes. 

Fue desafiante, consulté mucho. Yo reduje la cláusula penal, pero ambas partes apelaron. El demandado porque quería pagar menos y el demandante porque quería que le paguen más. Entonces la Cámara, más o menos con los mismos argumentos, redujo un poco más la cláusula penal. Llegó a la Corte y antes de la resolución, acordaron.

Como anecdótica he tenido muchas: la mamá de la novia y la novia demandaron a una tintorería porque, según ellas, le lavaron mal el vestido del casamiento y quedó con manchas. Entonces necesitábamos un peritaje en tintorería, que no existen, ver si habían usado bien los productos, por ejemplo.

Cayó como prueba el mismo vestido de novia, que tenía unas manchas amarillas, pero no sabemos qué fue. Condenamos al Lavaseco, porque no habían pruebas de que había llegado manchado el vestido, como decían ellos. Tuvo que pagar el vestido y también el daño moral.

Para colmo, la hija iba a ser modelo del vestido de novia y como el vestido estaba sucio no lo podía desfilar.

¿A vos qué te pareció eso?

Que esas cosas no pueden llegar a la justicia. Lleva tiempo y recursos, por un vestido de novia manchado con fernet.

¿Te ha temblado el pulso al momento de dictar sentencia?

No, yo leo el expediente, tomo la decisión y allá vamos. Sí me ha pasado muchas veces que está la sentencia terminada y a la noche pensé algo, por lo que voy al otro día y la cambio entera. Pero no, nunca me ha temblado el pulso. Así me las han dado vuelta después.

¿Qué se siente que te revoque un superior?

Primero te da bronca, porque creés que tenés la razón. Después, encontrar aristas que vos no viste o criterios distintos, que bueno, todos podemos pensar distinto y no está mal.

¿Has dictado alguna sentencia con visión de género?

No, no tengo esas causas.

¿Has recibido alguna presión para resolver o demorar un expediente?

Por ahí te llaman, pero aprietes no. 

Buenas del sistema judicial

-La pandemia ha mejorado mucho lo informático y digital. Todos estábamos resentidos a adaptarnos y terminó siendo fantástico. Eso ha mejorado y ha obligado al Poder Judicial a adecuarse al 2020.

-Con el Código nuevo, también me parece fantástico la inmediatez y la solución pronta del conflicto con el sistema de oralidad.

Malas del Poder judicial:

-El pensamiento de empleado público, estilo personaje de Gasalla. Inclusive de magistrados, que antes han sido empleados y siguen con esa mentalidad de que el Estado les tiene que resolver y proporcionar.

-Economía y presupuesto para el Poder Judicial. Sería fantástico tener todos el Palacio, pero bueno, están haciendo el Polo y creo que cuando lo terminen eso va a mejorar.

¿Cuántas personas trabajan en tu juzgado?

58 auxiliares y secretarios, más 6 magistrados y un administrador.

¿Tu despacho es grande o chico?

Chico, debe tener 3 metros por 3 y medio. En mi edificio no hay despachos grandes, en el Palacio sí. 

 

¿Jura decir la verdad toda la verdad y nada más que la verdad de todo lo que se le va a preguntar?

Juro.

¿Te condiciona en tu vida social ser juez?

Antes sí, ahora no. Era más chica, me condicionaba la mirada del otro.

¿Qué no hacías por ser juez en ese momento?

Sí lo hacía, pero después me daba cargo de conciencia. Me sentía un poco mirada, quizás.

¿Qué miraban?

Si hay una fiesta y bailás o cómo te vestís. Te dicen: "Mirá, ella es juez y mirala".

¿A tu familia la condiciona?

A mi hija que es abogada desde hace dos años, quizás le condiciona cuando le dicen que es "la hija de".

¿Cómo es tu método de trabajo?

Generalmente tengo conocimiento desde antes de la oralidad. Los voy leyendo y voy viendo las pruebas cómo van, con la suerte de uno y del otro. Me encanta hacer los "resulta" del expediente, que a otros jueces no.

¿Qué son los resulta?

Es como el resúmen de ambas pretensiones, lo que quiere uno y las pruebas y lo que no quiere el otro y sus pruebas. A mi me gusta porque me sintetiza el expediente, sé qué quieren las partes.

Después de eso analizo las pruebas y ya tengo una decisión al 90 tomada, ahí recién veo los alegatos por si hay alguna pretensión que no tuve en vista. Después escribo y listo.

¿Te vas a jubilar cuando te llegue la edad jubilatoria?

¡Sí! Creo que por algo hay una edad, para ejercer la magistratura y para retirarse. Hay que dejarle espacio a los que vienen, con otra visión y derecho a estar en la magistratura. No estoy de acuerdo con los jueces que se atan al sillón hasta que tienen 90.

¿Qué te gustaría hacer cuando te retires?

Me gusta mucho el deporte, voy a ver si me da para seguir haciendo. Me gustaría también algo con las manos, como tallar madera por ejemplo.

¿Te has arrepentido de alguna sentencia?

No, cuando leo las que vienen revocadas digo: "¡Cómo no me di cuenta!", pero en su momento era la decisión.

¿Por lo general le das la derecha a la Cámara cuando te revoca una sentencia?

60/40. Sesenta veo aristas que no he visto, o sea, bien revocada en cosas que se te escapan. Por ahí me aboco mucho en una cosa y no tengo la periférica. También veo otras donde digo: "Se fueron al pasto".

¿Hay una Cámara en la que sabés que te las van a revocar?

A algunos jueces, no algunas Cámaras. Al principio había una juez que me tenía de hija, ahora ya parece que nos hemos hecho amigas. Ya no me las revoca más, creo que las dos tuvimos amplitud. 

Hay Cámaras que sabés que son más comerciales o más consumeriles. 

¿Vos qué sos?

Justa.

¿Sos más comercial, consumercil, pro locatario o pro empresa?

Más pro locatario y más pro empresa. No le tengo tanta contemplación al demandado, no lo creo tan débil. Yo siempre digo que si fue hábil para contratar debe ser hábil para responder.

¿Quién ha sido tu referente como juez?

Silvina Furlotti, mi papá que fue camarista de la 3ra Civil y el "Gaucho" Yanela.

Si no fueses juez, ¿qué serías?

Haría algo relacionado con el deporte, no sé qué.

¿Entrenadora?

No, no me quedaría un jugador, soy muy exigente. 

¿Cuál ha sido el momento más alegre de tu vida?

Más allá de los nacimientos de los chicos, sus logros.

¿El más triste?

La muerte de mis padres y de un hermano.

¿Te han hecho alegatos de oído?

Siempre. Se acercan siempre. Yo no los escucho y cuando vienen con esa yo sé que por lo general es porque no tiene mucha razón.

¿Te parece que es importante que el juez haya pateado la calle a la hora de dictar una sentencia?

Sí.

¿Cuando ustedes regulan honorarios para el colega son generosos?

La ley. Justos.

¿Cuánto ganás?

$220.000, creo

¿Qué deporte hacés?

Bicicletas, más ruta. No me gustan mucho los cerros.

¿De qué equipo sos hincha?

No soy fan del fútbol, pero soy de River.

¿Escuchás música?

Sí, un poco de todo.

¿Has ido a algún recital?

Cuando era muy chica. Mi papá no me dejaba ir a los recitales, me decía que me compraba un cassette y lo escuchaba en mi casa tranquila. No me gustan los amontonamientos ni esperar, entonces ya me genera una negatividad.

¿Sos ansiosa con los colegas cuando llegan los alegatos?

Sí. Ahora con la oralidad tenés tiempos, entonces le podés decir que redondee.

¿Se ha puesto picante en alguna audiencia un colega?

Ha intentado, no se ha puesto. Se ha llegado a levantar la voz, pero no termina en nada. Terminan los alegatos y se va, ahí te tiene que salir lo frío y el manejo de las situaciones. Tenés que empoderarte, respetarlos y hacerles entender que no es una batalla campal. Es parte del juego.

¿Qué hacés en tus tiempos libres?

Hago deportes, leo y, como ahora estoy construyendo, estoy mucho en la obra.

¿Dormís bien?

¿Cuántas horas?

Siete

¿Siesta incluida?

Me tiro y no duermo. 

¿Cuál fue el último libro que leíste?

"No disparen que estoy muerto", de Julieta Navarro. Es una novela sobre el éxodo de los judíos rusos cerca de la primera guerra mundial.

¿Te gusta viajar?

Me encanta.

¿El lugar más lindo del mundo?

Al que he ido es Croacia.

¿Tu lugar en el mundo?

La playa que sea.

Cuando te mueras, ¿querés que te entierren o te cremen?

Que me cremen y me tiren al agua. Pero que no me vayan a tirar al zanjón Cacique Guaymallén. Con glamour, mediterráneo sería ideal.

¿La mejor serie de Netflix?

Grey's Anatomy me encantó. Creo que soy una médica frustrada, porque no me animé

¿Te gusta el vino?

Sí.

¿Tinto o Blanco?

Tinto. Malbec.

¿Feria sí o no?

No debería paralizarse el sistema, sino tomarse los días en la época del año que quiera cada uno.

¿Se debe legalizar el consumo de la marihuana?

Con límites. Como cantidades y edades, incluso me parece que son muy pichoncitos a los 18.

¿Has probado marihuana?

Sí, en mi época de estudiante, en mi Córdoba querida.

¿Por qué te echaron del colegio?

Me invitaron a retirarme con 24 amonestaciones y media. Lo llamaron a mi papá y le dijeron que si me quedaba era con ese número de amonestaciones y si me iba, me iba sin ninguna.

Me había escapado, era el 2 de abril de 1982, habían faltado muchos compañeros míos y una preceptora. Di muchos presentes de compañeros que no estaban. En la última hora yo tenía inglés y nos fuimos con una amiga mía, que la reconoció la portera. Empezaron a hacer el recuento y no faltábamos 2, sino 10. 

Lo peor es que yo me fui a mi casa. Llegó hasta ahí la directora de estudios con la monja y mis padres no habían llegado. Entonces, nos citaron en el colegio ¡Cuando llegó mi papá y le tuve que explicar!

Fuimos a la reunión y le dijeron esa condición a mi papá y él dijo: "Extorsiones a mi no", así que ahí a empezar a buscar colegio.

¿La pasaste bien en el Maza?

Me divertí. Era picante, la mayoría de los alumnos tenían más de 17 años, porque habían repetido o dejado y vuelto.

¿Hubieses hecho el servicio militar para mujeres?

No.

¿Estás en contra o a favor del aborto?

A favor de la libre elección.

¿Alguna vez infringiste la ley?

Con todo creo. Ahora, por ejemplo, en la cuarentena salís días que no te corresponden, he cruzado semáforos en rojos. Pequeñas cosas pero sí, es la ley que no se cumple.

¿Sos rebelde?

Sí.

¿En qué lo manifestás?

En todo. Pero ya soy grande, entonces la rebeldía se va minimizando. Por ejemplo, no me gustan las cosas sin sentido y sin razón, entonces cuando las veo me revelo.

Desde tu función de juez de paz, ¿Cuáles son los 3 derechos más importantes que tiene un ciudadano?

  • Defensa
  • Ser oído
  • Igualdad

¿Cuáles son los que más se violan?

No se violan derechos en el proceso, se ejercen o se dejan de ejercer. Por ahí alguien dice: "a mi no me escucharon", y es porque llegó tarde. No ejerció su derecho. Los plazos en el Derecho se deben cumplir.

¿Te gustaría ser juez civil?

No.

¿Camarista?

Me hubiera gustado, ya no.

¿Te gustaría ser miembro de la Corte?

Hoy no. Porque yo creo que la Corte debería ser netamente técnica y yo creo que es muy política. Aparte, tampoco creo que esté capacitada para ser juez de la Corte.

¿Estamos bien capacitados como Poder Judicial?

Entre los empleados hay mucho abogado, eso debería ser bueno. Algunos hacen la carrera porque implica un porcentaje más de su sueldo, otros porque les encanta. 

Los magistrados sí, los concursos no son fáciles. La vara está buena.

¿Existe el "dedismo" en nuestro Poder Judicial?

En cuanto a magistrados ya no, salvo la facultad discrecional que tiene el Ejecutivo. Pero llegar ya a estar en una terna implica lo que necesitás para ser magistrado.

Podés escuchcar el programa completa, haciendo clic acá.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?