Infectólogo: "Si a mi los rusos me invitan a para ponerme la vacuna, voy a buscarla y se los voy a agradecer"

Infectólogo: "Si a mi los rusos me invitan a para ponerme la vacuna, voy a buscarla y se los voy a agradecer"

El médico infectólogo Hugo Pizz se basó en análisis científicos de la vacuna y también en que el presidente ruso haya comentado que su hija fue una de las personas testeadas.

MDZ Radio

MDZ Radio

En el programa Uno Nunca Sabe, dialogamos con el médico infectólogo Hugo Pizzi, sobre las novedades acerca de la vacuna rusa. Aseguró que no hay indicios que hagan dudar de la eficacia de la inmunización.

El profesional explicó que la vacuna está desarrollada por el Instituto Gamaleya de Rusia, que se encuentra controlado por el Ministerio de Defensa. Pizzi explicó a MDZ Radio, que dicho instituto participó en la fabricación de la vacuna en la última epidemia de ébola. 

El médico aseguró que "no hay indicios para dudar de la eficacia de esta vacuna". Además, dijo que no sólo se pone en juego el prestigio del país, sino que el mismo presidente comunicó que su propia hija fue voluntaria para testear la vacuna. Para el profesional, eso da una cierta garantía de que no hay riesgos. 

"Si a mi me invitan los rusos a ponerme la vacuna, voy a buscarla y se los voy a agradecer", dijo el infectólogo. "Porque ya estoy harto de estar entre los efluvios de la muerte y evidentemente nos hace falta una inmunización", completó

Pizzi indicó que la vacuna británica, desarrollada por la Universidad de Oxford, ya se encuentra en fabricación en 5 laboratorios a nivel mundial. 

En cuanto a la metodología utilizada, Pizzi explicó que la vacuna no contiene ninguna droga, sino que utiliza una metodología clásica para lograr la inmunidad contra el virus. "Se busca la ingeniería de cómo está compuesto el virus, que es un ARM (ácido ribonucleico). A partir de ahí se producen proteínas que estimulan al cuerpo humano, impactando en el sistema inmunológico, generando anticuerpos", explicó el profesor titular plenario de la Facultad de Medicina de la UNC. 

El entrevistado también se refirió a las críticas que apuntan al poco tiempo utilizado para el desarrollo de la vacuna. Pizzi explicó que la metodología científica ha evolucionado. Aseguró que si bien siempre se buscan las tres fases, las vacunas que antes tardaban unos 5 años en llegar, hoy pueden demorar entre 12 o 15 meses.

Finalmente, el médico se mostró muy optimista con respecto a la llegada y eficacia de la vacuna. Estimó que para finales de año habrá un gran número de vacunas disponibles en el mercado.

Podés escuchar la entrevista completa, haciendo clic acá

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?