Boliches eran los de antes. A ver si te acordás de éste...

Boliches eran los de antes. A ver si te acordás de éste...

Ricardo Guerrero nos deja un relato de los año 90', nos describe la noche mendocina antes del nuevo milenio y nos regala música de la época para disfrutar este sábado.

MDZ Radio

MDZ Radio

De la mano de Ricardo Guerrero, inauguramos un nuevo segmento en la sección MDZ Radio, de MDZ online. Todos los fines de semana vamos a recordar, nostálgicos, una anécdota de la noche mendocina de los 90.

Por supuesto, debíamos comenzar con esta historia: ¿Quién se acuerda de Picasso?, el reconocido boliche de los 90´funcionaba en el edificio desde donde hoy hacemos MDZ, radio y online, por eso lo elegimos para la primera historia. Desde aquí, comienza esta anécdota uno de los DJ más reconocidos de aquellos años, hoy musicalizador de MDZ Radio, Ricardo Guererro:

 

Así es, cuando en la avenida Arístides Villanueva se encontraban las grandes mansiones de la Quinta, una zona tranquila enmarcada por su gran arboleda y su calle ancha...A un visionario de aquella época, Marcelo Mancuso, se le ocurrió poner un boliche. El objetivo era que los “chetos” de este barrio adinerado pudieran salir caminando a bailar. Antes había sido un Pool Bar, “Tercer Tiempo”, pero luego se transformó en el mejor boliche de Mendoza.

Hoy, donde funcionan los estudios de Mdz Radio y la redacción de Mdz online, ¡era Picasso! Sólo por el lugar donde estaba ubicado ya era una propuesta innovadora. Recordemos que la zona de boliches eran: Chacras de Coria, con Al Diablo, Sketch y Aloha, y más en el centro, Saudades.

Por aquel entonces, las denuncias de los añosos vecinos por ruidos molestos eran moneda corriente sábado tras sábado. Mientras tanto, Picasso era perfecto como punto de reunión, aunque sólo entraba gente conocida. ¿Te acordás cómo era adentro? El lugar tenía una gran pista central, con dos pasarelas a los laterales (siempre ocupadas por las jóvenes más populares, claro), al final había una gran barra en forma de “U” y adelante -donde ahora está el estudio central de la radio- eran los reservados.

¡Dale! ¡No te hagás el que no te acordás! Los reservados eran un espacio lleno de sillones bien oscuro, donde se iba a “chapar”. Y a los más jóvenes les digo: Sí señores, en esa época había que buscar un lugar oscuro para poder “apretar”. Todos los boliches tenían su zona de sillones, que luego pasaron a ser gradas hasta que desaparecieron de las propuestas arquetectónicas de boliches.

Casualmente, tal vez como coincidencia de la vida, donde hoy está mi oficina de musicalización, era la cabina. Claro que hay algunas diferencias, “mi oficina de DJ” estaba en alto, separada por un vidrio, desde donde podía ver toda la pista y, según quien estaba bailando, saber qué canción debía poner.

En el medio teníamos una de las pasarelas, que algunas noches se convertía en escenario. Por ahí pasaron los Twist, Eddie Sierra y los geniales Vil & Vic.

Entre los recuerdos que tengo se me viene a la cabeza el “troley”, parado a mitad de cuadra por la cantidad de chicos en la calle, y la entrada llena de gente deseando pasar, el doble de la que había adentro, porque si no estabas en Picasso "no existías”.

Una vez por mes organizábamos alguna fiesta temática. Por supuesto que la más convocante era la noche de los “Lindos y Famosos”. Algunos se lo tomaban muy en serio: recuerdo a Emilio LP, llegando de saco y corbata, de la mano con la chica mas linda, por supuesto.

Otra temática fue la “Fiesta Color” en la que al llegar dos chicas recepcionaban en la puerta y le acariciaban la mejilla a los chicos, pero resulta que en las manos tenían tempera flúor. Así, ellos entraban a la pista toda iluminada por “tubos de luz negra” y el espectáculo era tremendo.

En esa época, si no estabas en pareja no podías salir a bailar, por eso se nos ocurrió hacer los jueves “Para Gente Sola”. La idea era que viniesen todos aquellos que no tenían pareja, se conocieran entre sí y después vinieran juntos los sábados. Obvio que fue un fracaso, nos adelantamos 10 años, eso recién se logro en el Bar Open Plaza (del que te vamos a contar historias en otro momento).

Por su puesto varias noches terminaban en “piñadera”. Personajes de la época, como el Rodri PM, el musculito, el vieja, siempre encontraban con quien pelearse, aunque no era más que un par de empujones y afuera.

Mucha gente me ha contado que en este lugar se conocieron, varios incluso se casaron y, de esos, algunos ya hasta se divorciaron. Todos recuerdan Picasso con mucho cariño, por eso, si vos sos uno de ellos, te pido que nos mandes fotos y si tenés tus historias también, porque a veces desde la cabina no te enterabas de todo lo que pasaba en la pista.

 

DJ ​​​​Ricardo Guerrero, desde su cabina en Picasso.

Ricardo, no sólo nos regaló esta historia que nos arrancó una sonrisa a más de uno de los que recordamos los lejanos años de Picasso, sino que también hizo una selección de música de la época y nos trajo fotos impresas que convertimos en digital, claro:

Vil & Vic, ¿te acordás cómo cantaban?

Si llegaste hasta acá en la nota, estamos seguros de que vos sos de los nuestros. Copate y buscá fotos de aquellas época, para compartirla con nosotros y seguir desplegando anécdotas de la noche mendocina en los 90´. Las podés mandar al WhatsApp de MDZ Radio 261673600 o haciendo click en este enlace.

Este sábado podrás escuchar una selección de todos los temas que se bailaban en Picasso, en la programación de MDZ Radio de 15 a 20hs. Mientras tanto, te dejamos estos temas para que empieces a calentar motores.

¿Vamos a bailar? Con las canciones de moda de aquellos años, claro:

Jamaica, Vil & Vic

Rocco Granata, Marina

Kaoma, Lambada

Francesco Salvi, Essato

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?