El historiador Felipe Pigna sorprende y emociona con su libro "Gardel"

El historiador Felipe Pigna sorprende y emociona con su libro "Gardel"

Hablamos con Felipe Pigna y nos contó qué lo movió a escribir este libro que estará disponible desde hoy en todas las librerías. Nos detalla al personaje y a la persona detrás de Carlos Gardel, el emblema del tango.

MDZ Radio

MDZ Radio

El historiador Felipe Pigna nos sorprendió con un majestuoso libro dedicado al número uno del tango. Está disponible desde hoy en todas las librerías, se llama "Gardel". Lo entrevistamos en el programa Uno Nunca Sabe y nos contó cómo el astro ha sido parte de su vida.

"El personaje me atravesó durante distintos momentos de mi vida, Mis dos abuelos eran gardelianos y ahí arrancó mi curiosidad por su figura. Yo iba a venía -a su música-, hay momentos que se te da por escucharlo: Siempre está ahí", nos contó Pigna en el aire.

Pigna con este libro busca volver a traer a aquel mítico personaje y que la gente lo vuelva a recordar. "Gardel era tan querible, tan nuestro y llevó la cultura argentina por todo el mundo", dijo desde su admiración. 

Adentrados en la vida de Carlos Gardel y adelantando un poco de lo que nos encontraremos en el libro, que ha recibido ya grandes críticas, Pigna nos contó que desde su punto de vista la clave del éxito del tanguero fue "lo que él mismo decía, que es un intérprete. Cuando lo ves cómo cantaba te das cuenta que se mete en la historia que está contando. Incluso cuando estaba con público extranjero hacía una introducción, como un recitado. Lo que estaba cantando pasaba por su cuerpo,y por su gestualidad"

Por otro lado, al historiador también lo sorprende como aún hoy se escucha a Gardel en el mundo. "Rosalía grabó la última versión de Volver, que es una maravilla, la cantó en Nueva York y fue una locura". 

Felipe Pigna: "Gardel hizo mucho para que llegara el tango a los teatros, y no estuviera sólo destinado a los locales non santos".

Carismático, sin igual

Pigna resaltó que Gardel tenía un vínculo muy presencial con sus fans, tenía un secretario para responder las 16 mil cartas que le llegaban por mes. "Tenía muy clara su carrera, por eso eligió Barcelona como el centro de difusión de su música, que es un lugar muy bien ubicado en Europa, con puerto de entrada, cerca de París".

"Está muy atento al repertorio y a las nuevas tecnologías. Canciones que le gustaban las grababa 2 y 3 veces, a medida que se iba mejorando la calidad de grabación. Yo creo que la clave de su éxito también estuvo en la elección de un repertorio maravilloso, por ejemplo, el nunca abandona el folclore", relataba en el aire Pigna

Pigna sobre la portada de su libro: "Gardel subido en un baúl, acaba de llegar a casa, donde vivía con su madre. Es una foto que me gusta porque es divertido, está disfrutando la vida y arriba de él, la foto de su abuelo francés".   

La vida de un grande

El historiador contó que si tomamos la totalidad  de la carrera de Gardel fueron 22 años, dentro de los cuales en los primeros tiempos "la suda mucho, el dice 'si nos habremos cansado de patear teatros sin que nos den bola'". Ya a partir del año 16, cuando grabó "Mi noche triste" hubo un repunte.

Tuvo una carrera vertiginosa, a partir del año 23 (los 12 últimos años de su vida) él no para de viajar, tanto por Argentina como Europa y Estados Unidos. "Cuando murió ya era una figura muy popular, porque es el inmigrante exitosos (francés que le va bien, con mucho trabajo y pasándola muy mal al principio), es una persona tremendamente generosa y muy querible, muy cercano a la gente, al terminar la función le cantaba gratis desde una ventana a los que no podían pagar. Era un tipo muy auténtico".

Por otro lado, el historiador también resaltó cómo el tanguero se transformó en un ícono de lo máximo de la argentinidad: "sos gardel", o bien, la máxima es "Gardel y los guitarristas".

Más sobre esta hermosa entrevista, en este link.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?