Increíble: un diputado provincial afirmó que "están esclavizado a los empleados". Los motivos

Increíble: un diputado provincial afirmó que "están esclavizado a los empleados". Los motivos

El diputado Mario Vadillo dijo que el Gobernador tomó la decisión de extender el comercio para favorecer "a unos pocos cómodos", mientras que "perjudica a un montón de otras personas". En esta nota, los motivos

MDZ Radio

MDZ Radio

En el programa No Tan Millennials nos visitó el diputado provincial Mario Vadillo, quien se mostró enfáticamente en contra del horario de comercio cortado, con una clara visión a favor del empleado a quien, según dijo, nadie está cuidando.

Vadillo aseguró que con la nueva normalidad que estamos viviendo, la provincia pudo hacer una prueba de cambio de horarios en el comercio, algo que se discutió por muchos años y se impuso en la cuarentena. Esa prueba, a su entender, funcionó "sobre todo para el empleado de comercio, que descubrió que puede tener una vida". 

Para el diputado, la sociedad moderna no debe tener el horario partido, ya que ahora Mendoza no es tradicional, "ya no vivís cerca de tu lugar de trabajo, tenés que estar una hora o una hora y media para llegar", aseguró haciendo enfática referencia en el empleado de comercio.

"Sorpresivamente, el gobernador ahora de nuevo dispone este horario y otra vez los comercios comienzan a hacer atención partida, bajo la protesta de los propios empleados, quienes tampoco quieren llegar tarde a su casa, porque hay inseguridad también", expresó el legislador.

Argumentó también que con el horario corrido el empleado de comercio puede tener una actividad, por ejemplo, educacional, para poder progresar, recreativa, deportiva o social. "Pareciera que no nos damos cuenta de que Mendoza cambió", reiteró Vadillo.

El diputado preguntó retóricamente: "¿Quiénes son los que se quedan a dormir la siesta?" y completó aseverando que "así al único que beneficiamos es al cómodo que quiere ir a comprar en determinados horarios y por ese cómodo tenemos que hacer sufrir a un montón de otra gente". "No se lo puede esclavizar al empleado de comercio para que unos pocos se acuesten", insistió. 

Vadillo concluyó en que aplicar el horario corrido implica también organizar a la sociedad, "para que no se suban todos al transporte público a la misma vez, por ejemplo".

En este enlace, la entrevista completa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?