¿Qué implica que Alberto Fernández haya avalado los dichos de Grabois?

¿Qué implica que Alberto Fernández haya avalado los dichos de Grabois?

El columnista Paulino Rodrigues analiza con nosotros lo que definió como "el comportamiento errático del gobierno".

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

Con el columnista especial de MDZ Radio y MDZol, Paulino Rodrigues, hoy hablamos sobre su discusión televisiva con Aníbal Fernández, el "ibuprofeno que el Gobierno le está dando al país" y quién nos conviene que gane las elecciones de Estados Unidos.

Acá, los puntos más importantes de su columna:

  • Me da pena que dirigentes de fuste, con enorme trayectoria, no hagan ni siquiera el mea culpa indispensable para empezar una mesa de diálogo, Por lo menos quitando los prejuicios y anteponiendo los enormes desafíos que hay por delante, aunque sea reconociendo que son, por lo menos, parte del problema. Porque no se llega a este proceso de destrucción de riqueza y de multiplicación de pobreza sin que el peronismo haya sido parte del problema, incluso el radicalismo y el gobierno de Cambiemos. 

EL dólar blue baja, ¿un ibuprofeno para una infección?

  • Se habla de que manos amigas están frenando la escalada del blue, son personas que tienen dinero en los bancos, en las agencias de cambio, operadores bursátiles que juegan alguna apuesta afuera. Es cortoplacista, no está mal, pero estás aplicando el ibuprofeno para bajar la fiebre, ahora tenés que resolver una infección bacterial y para eso necesitás el antibiótico.
  • Ese antibiótico es en el que le das a Argentina una hoja de ruta, señales contundentes respecto de la propiedad privada, de que harás un esfuerzo enorme por crear riqueza y fomentar inversiones, por tener un Estado más eficaz, por bajar el gasto público, por cerrar con cierto equilibrio fiscal las cuentas públicas. Eso que te permite ir hacia un país que potencie los recursos naturales pero que multiplique la capacidad de incorporar valor a esa materia prima que producimos y distribuimos en el mundo. Si eso no está, esto será efímero.
  • Cuando entró a la pandemia, Alberto Fernández tenía el dólar a $60, hoy el blue está arriba de $170, el CCL o el bolsa está alrededor de $150. No es que vos en los últimos 6 meses frenaste la devaluación, la devaluación fue del 170% en 7 meses. Se destruyeron 3 millones de empleos en el segundo trimestre del año, todos los salarios corrieron por detrás de la inflación. El que perdió el empleo, está en la lona o intentando subirse y el que lo tiene, tiene menos capacidad de compra. Eso genera que el repunte del consumo no se evidencie.
  • Desde 2017 a hoy los salarios privados en Argentina, en promedio, perdieron el 18.5% del poder de compra. Es decir que alguien que trabaja en el sector formal de la economía, con convenio y garantías laborales, hoy puede comprar 4 de cada 5 productos que compraba hace tres años. Ahí se explica por qué caen consumos hasta elementales, como la leche.

Biden al mando de Estados Unidos

  • La relación entre Washington y Buenos Aires con Biden sin duda será mejor que con Trump. Pero no resuelve nuestros problemas, lo pongo al revés: la amistad de Macri con Trump gestó un acuerdo inédito y multimillonario, pero no evitó la crisis en Argentina. Nosotros tenemos que hacer cosas por nosotros mismos.

¿Qué implica que Fernández haya avalado los dichos de Grabois?

  • Eso es parte del comportamiento errático del Gobierno. La semana que viene vuelven los vuelos internacionales, se empiezan a regular los de cabotaje, proyectas el verano, el dólar te da un respiro, la justicia te da aliento a que sigas manteniendo la propiedad privada y vayas en línea de lo que todo el mundo te pide y vos como presidente, en vez de recoger el guante y potenciarte, decis "lo de Juan Grabois no es tan descabellado". ¿Qué es lo que no es descabellado?
  • Ahora hay que volver a explicar si estás a favor en todos los casos de la propiedad privada o si no está mal empezar a pensar en una reforma agraria en Argentina. Hebe de Bonafini encima dijo que "no está mal que a los ricos se les saque la mitad, porque hay gente que no tiene nada". ¿Quiénes son los ricos? ¿Por qué? ¿Qué mitad? ¿Quién va a decidir?. Todos estos planteos, cuando Alberto Fernández recoge el guante y quiere congraciarse, hace que todo vuelva a tambalear. En eso el presidente debe ser infinitamente más contundente, más lógico y por sobre todas las cosas, mucho más claro.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?