Champaquí: la laguna mágica que se esconde a lo alto las Sierras de Córdoba

Champaquí: la laguna mágica que se esconde a lo alto las Sierras de Córdoba

El cerro más alto de la provincia de Córdoba tiene una gran premio para los valientes que llegan hasta su cumbre, una hermosa laguna con una leyenda que la convierte en un lugar de cuento.

MDZ Trip

El cerro más alto de la provincia de Córdoba tiene una gran premio para los valientes que llegan hasta su cumbre, una hermosa laguna con una historia mágica que la convierte en un lugar de cuento.

El cerro Champaquí se encuentra a 2.789 msnm, por ello es el cerro más alto de Córdoba. Por la altura es probable que este cerro en los meses de abril a agosto se encuentre nevado y las bajas temperaturas hacen que esta laguna se congele.

Según la historia contada en el libro  de Carlos Villafuerte, "Leyendas de Nuestra Tierra", arriba mismo del Champaquí se encuentra esta laguna tiene muchos encantos. Es allí donde habita un toro negro de astas doradas que le rebrillaban con el sol y que echa fuego por la boca, la nariz y ojos. Este animal mágico cruza las aguas nadando y suele aparecer y bramar fuerte a las 12 del día.

Pero no es el único ser que habita este pequeño espejo de agua en la cima del cerro más alto de Córdoba, sino que en la orilla también se puede ver a una niña de cabellos de oro con medio cuerpo de pez que canta canciones muy tristes y atractivas para atrapar a los viajeros, mientras se peina con un peine de oro. Es una sirena que siempre se aparece a medianoche.

Cuenta la leyenda que fue el gaucho Amaranto el que un día prometió ir por el toro y volver con él. Así fue que subió a su caballo, se despidió de su esposa y encaró hacia la cumbre del Champaquí, para encontrarse con el animal mágico en la laguna.

Estuvo espiando entre las sombras de la noche. No vio nada, pero se escuchaban unos hermosos cantos de sirena, que emborrachaban de placer al oírlos. Pero no veía nada, hasta que cerca de la medianoche vio al hermoso toro, brillándole las astas y echando fuego por los ojos, narices y boca.

El gaucho Amaranto montó en su caballo, se acercó a la orilla, preparó el lazo y enlazó al toro. Para mala suerte del gaucho el animal notó que lo amarraban, lanzó un terrible bramido que hizo temblar toda la sierra, las aguas de la laguna empezaron a revolverse y a volcarse por la falda de la montaña, hasta que inundaron todo el valle y nunca más se supo nada de Amaranto y su caballo.

Champaquí Sierras de Córdoba
Foto: Turismo Córdoba

Una excursión hasta la laguna mágica

Aquellos amantes de la naturaleza y de las leyendas pueden visitar la zona. Ascender al Champaquí suele ser una experiencia sublime, imposible de olvidar y un íntimo contacto con lo agreste.

La excursión al cerro Champaquí comienza en el paraje Villa Alpina, Córdoba, y es con guías especializados. Es una actividad con cierta exigencia que no requiere preparación física especial, solo se necesita buena predisposición al desafío que dura 3 jornadas.

En la primera jornada se caminan 15 kilómetros y se ascienden 700 metros de desnivel. La aventura comienza con un camino de curvas y subidas pronunciadas en el marco de una naturaleza especial salpicada de pinares. En la zona de Athos Pampa, surgirá la tentación de desviar a la derecha para acceder a los parajes de ensueño de La Cumbrecita.

Cerro Champaquí Sierras Córdoba
Foto: Alto Rumbo

Ese mismo día se visita el Mirador de la Bota, la Estancia San José, el arroyo Socavón y el Desierto de la Virgen, coronado por La Gruta. Finalmente siguiendo al Río Tabaquillo se llega hasta la base del Cerro Champaquí donde se encuentra el refugio y se descansa hasta el otro día.

En la segunda se ascienden 7 kilómetros con un desnivel de 700 metros; luego se desciende la misma distancia y el mismo desnivel. Se inicia el ascenso de alrededor de cuatro horas, hasta llegar a la Cumbre.

El sendero está calado en la piedra como una canaleta, muestra de la erosión hídrica y eólica. A poco de andar aparece la Cascada, que es uno de los más hermosos espectáculos del Champaquí, que obliga a los caminantes a disfrutar del agua fresca. En el ascenso los excursionistas se encontrarán con Cueva de los Cuarenta, el Cañón, el Tobogán y el mirador el Balcón

En la tercera jornada se desciende lo ascendido en la primera y se llega hasta el refugio. En el descenso se visita el Puesto de Moisés López, se atraviesa el Desierto de Piedra y antes de llegar al arroyo Socavón hay un desvío rumbo al escondido Río Subterráneo.

Toda una experiencia maravillosa apta para todo aquel que quiera pasar unos días de desconexión de la rutina y maravillarse con los paisajes de las Sierras de Córdoba, la excursión puede realizarse con Alto Rumbo.

Mirá el video del canal de Aguschort en Youtube

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?