Yurtas: las carpas baratas y de lujo que son tendencia en el mundo glamping

Yurtas: las carpas baratas y de lujo que son tendencia en el mundo glamping

Son tiendas de campaña de forma circular que permiten el ahorro energético y pueden ser montadas en todo tipo de terreno. Ideal para quienes buscan el contacto con la naturaleza, pero sin dejar de lado la comodidad.

MDZ Trip

Por En Pleno Viaje

El glamping logró posicionarse en este último tiempo como el estilo preferido entre amantes de la naturaleza y de las comodidades de alojarse en un hotel. Las tiendas de campaña que conservan ciertos lujos son las más buscadas por los viajeros.

Existen diversas alternativas a la hora de hospedarse en un glamping y una de ellas son las históricas yurtas. Estas carpas de forma circular comenzaron a ser usadas por los habitantes de los pueblos nómadas de Asia Central, entre ellos los mongoles.

Yurta glamping
Foto: doityurtself

Actualmente, muchas de sus características principales se conservan para construir carpas que ofrecen servicios de hospedajes con ciertas comodidades para turistas. Es una excelente opción por su fácil armado y su bajo costo.

¿Cómo se construye una yurta?

A pesar de su aparente simplicidad, "la yurta es una estructura de concepción muy ingeniosa, teniendo cada elemento una importancia fundamental e interactuando con las otras partes en la cohesión del conjunto", explican desde el sitio EcoHabitar. 

El tamaño de estas tiendas depende del número de entramados, compuestos de listones de madera cruzados los unos sobre los otros de manera que se puedan desplegar y replegarse.

yurta glamping
Foto: doityurtself

Una yurta familiar que puede tener más de una habitación se compone de 4 a 6 entramados, lo cual corresponde a un diámetro de entre 5 y 7 metros. La altura de la pared varía entre 1,40 y 1,85 metros y la corona (el orificio del techo) se sitúa aproximadamente a 3 metros del suelo. Pueden ser de uno o dos pisos.

yurta glamping
Foto: patagoniacamp.com

Una de las ventajas de la yurta es que no necesita estacas en el suelo puesto que solamente está puesta sobre una base de madera (por lo general), lo que permite montarla sobre cualquier terreno, arenoso, rocoso o incluso helado.

Sus beneficios

La posibilidad de construir estas tiendas sobre todo tipo de terreno es uno de sus beneficios más importantes, ofrece el privilegio de tener un hospedaje en los rincones más maravillosos y escondidos del planeta Tierra.

Así quienes pasen una noche en una yurta podrán disfrutar de los sonidos de la naturaleza: como el canto de los pájaros, la lluvia que cae y de la brisa que mueve las hojas de los árboles. Además, la mayoría de estas carpas poseen una gran cantidad de ventanas que permiten tener vistas panorámicas de los paisajes en las que están insertas, ver el sol asomarse desde el horizonte o disfrutar un mágico atardecer mientras se disfruta de la comodidad del interior de la yurta es posible gracias a su diseño.

yurta glamping
foto: patagoniacamp.com

Las yurtas son, en su mayoría, de color claro lo que permite maximizar la eficiencia energética tanto de luz como calórica, esto las hace más interesantes aún.

yurta glamping
Foto: Pinterest

Un poco de historia

La yurta​ es una vivienda utilizada por los nómadas en las estepas de Asia Central. Distintos pueblos han usado este tipo de vivienda desde la Edad Antigua. Por aquellos tiempos la vida nómada de los turcos obligó a que tuvieran una vivienda para sus constantes desplazamientos, esta tienda de campaña estaba protegida por una gruesa cubierta, era fácil de transportar y óptima para soportar los intensos cambios climáticos de Mongolia y Siberia.

En Kazajistán, por ejemplo, las mujeres son responsables de ensamblar y desensamblar las yurtas. Normalmente una de estas viviendas era instalada en una hora por dos o tres mujeres.

Así de fácil es el armado

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?