El paraíso existe y se llama Bali

El paraíso existe y se llama Bali

Bali, Indonesia, es uno de los destinos turísticos más fascinantes de todo el planeta y muchos lo confunden con "el paraíso".

MDZ Trip

Hay quienes afirman que la perfección no existe. Lo más probable es que se trate de personas que no conozcan Bali, esta maravillosa isla que combina naturaleza, arte, cultura, religión y comercio, entre muchas otras cosas. Es, ni más ni menos, que un verdadero paraíso, y en este artículo te contamos todo lo que deberías saber acerca del mismo.

Una de las preguntas que muchos se hacen es dónde está Bali. Esta isla, que cuenta con poco más de 4 millones de habitantes, se encuentra en Indonesia, y forma parte de la provincia que lleva el mismo nombre.

Ante todo, hay que decir que los hoteles en Bali son una de las claves por las que este sitio se destaca como destino turístico. De hecho, de acuerdo a una encuesta realizada por Travel + Leisure, esta isla cuenta con el hotel más lujoso del mundo: el Capella Ubud.

Bali: un paraíso lleno de expresiones culturales

Quienes ya hayan tenido viajes a Bali saben que el arte y la cultura son dos variables muy importantes para esta isla de Indonesia. Éstas, además, forman parte del gran atractivo que tiene este destino turístico para cada uno de sus visitantes.

La música y la danza se posicionan en primer lugar. Además del singular toque estético que presentan, las mismas generan un estado hipnótico que aporta lo suyo en cuanto a la magia que se percibe en el aire de la isla.

También hay espacio para la escultura, la pintura y la orfebrería, entre otras cosas. Todo esto convive, a su vez, con unas costumbres comerciales que hacen de Bali uno de los más destacados puntos de intercambio del continente asiático.

¿Qué pasa con los escenarios naturales de Bali?

Al ser una isla, lo primero que hay que decir acerca de Bali es que cuenta con unas playas propias de un paraíso. Una de las costas del territorio da al mar que lleva el mismo nombre. Por su parte, la otra se abre a las inmensidades del exótico Océano Índico.

En cuanto al interior de Bali, las posibilidades son infinitas: selvas, llanuras, montañas y hasta montes volcánicos dan prueba de esto.

Es que la naturaleza en Bali presenta un carácter muy especial. De hecho, la isla cuenta con una particular esencia de culto, la cual se manifiesta en la existencia de distintos lugares sagrados propicios para la práctica de la meditación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?