Cancelaron sus vuelos y decidió hacer este desafío para ver a su familia

Cancelaron sus vuelos y decidió hacer este desafío para ver a su familia

Kleon Papadimitriou, es estudiante, tiene 20 años y viajó durante 48 días desde Escocia a Grecia para concretar el reencuentro. Su historia se hizo viral.

MDZ Trip

Todos los vuelos estaban cerrados por la pandemia, por eso Kleon Papadimitriou (20 años) había quedado "atrapado" en Escocia sin posibilidades de regresar a Atenas por eso decidió llevar adelante este gran desafío.

Se subió a su bicicleta y recorrió aproximadamente 4.100 kilómetros desde la ciudad de Aberdeen, en Escocia hacia Atenas en Grecia. “Ahora me doy cuenta de lo grande que fue este logro”, dice Kleon sobre su viaje de 48 días.

View this post on Instagram

Pretty self explanatory...

A post shared by Kleon (@kleon.vs.lockdown) on

Más allá de la travesía a nivel físico, significó un gran paso a nivel personal para el estudiante, “aprendí muchas cosas sobre mí, sobre mis límites, sobre mis fortalezas y mis debilidades". Además, de ser un viaje inspirador para muchos otros viajeros, "diría que realmente espero que el viaje haya inspirado al menos a una persona más a salir de su zona de confort e intentar algo nuevo, algo grande”.

Kleon decidió viajar a su tierra natal en los últimos días de marzo, esperó hasta último momento porque no quería perder sus clases universitarias. Reservó tres vuelos, pero todos fueron cancelados. Así fue como, atrapado a miles de kilómetros de distancia de su familia y ansioso por una aventura, Papadimitriou comenzó a investigar qué se necesitaría para hacer el viaje sobre dos ruedas.

Él ya tenía experiencia en carreras en bicicleta y había dedicado algunas horas a entrenar, pero nunca había hecho nada similar a este viaje. Por tal motivo él llamó a esta vivencia "desafío cuarentena europea". Su familia y amigos lo apoyaron en su idea, con la condición que utilizara una app móvil para seguir su recorrido minuto a minuto.

Así fue como inició su travesía el 10 de mayo equipado con sardinas enlatadas, pasta de maní, pan, una bolsa de dormir y, por supuesto, su bicicleta, según cuenta CNN. Cruzó Inglaterra y los Países Bajos, pedaleó por el Rin en Alemania durante varios días, pasó por Austria y bajó por la costa oriental de Italia antes de subirse a un barco hasta el puerto griego de Patras, y desde allí seguir en dos ruedas hasta su barrio de Atenas.

Durante todo su recorrido pasó noches durmiendo bajo las estrellas acampando, y cuando su historia comenzó a hacerse viral en algunas ciudades lo alojaron y brindaron una cama en diversos hogares.

El 27 de junio, luego de 48 días de viaje en bicicleta, regresó a su hogar y fue recibido por su familia y amigos,quienes habían seguido cada detalle de su aventura a través de la app y redes sociales.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?