Post parto: así deberías recuperar la intimidad de tu pareja según una sexóloga

Post parto: así deberías recuperar la intimidad de tu pareja según una sexóloga

Tener un hijo es una de los momentos más bellos como difíciles de enfrentar. La pareja se rearma para iniciar un nuevo desafío y, en el medio, están las relaciones sexuales. En esta nota, te contamos cómo tener sexo sin dejar de cuidarse emocionalmente.

Ángeles Álvarez

La mujer luego de tener un hijo pasa por uno de las instancias de su vida más complicadas: el puerperio. La sociedad dictó por años cómo debía sentirse una mujer después de tener un hijo: radiante, bella y lista para enfrentar el mundo con un bebé en brazos. La realidad no es así.

La psicológa, Eva Rodríguez (M.P 2107), cuenta que “se habla muchísimo sobre el embarazo, sus etapas, el proceso de la mamá gestante pero, después del parto, es como si la ciencia se hubiese desligado de la salud psicológica de la mamá”. Además, remarca que es sumamente importante hablar de estos temas porque, mientras “más información compartamos, más nos enriquecemos entre todos”.

Por otra parte, muy poco se sabe sobre lo que vive la mamá a modo emocional y con sus pensamientos. La imaginación muchas veces juega en contra de la realidad como dice Rodríguez, “todo lo maravilloso está pero existe lo humano y nada es tan sencillo ni perfecto: los pezones se agrietan, los puntos de postparto se abren, el bebé llora. Cambia la relación de pareja y también se genera un gran desajuste familiar, entre otras miles de cosas más.”

Explica que después de parir, hay un período de dos semanas, llamado “Babies Blue” en donde se genera desconcierto y tristeza por parte de la mamá, lo cual es totalmente natural. “Después de esas dos semanas, la mamá debería sentirse mejor y más ordenada. Pero el puerperio, donde incorporamos al bebé a nuestra vida e internalizamos la idea de ser mamá, puede tomar hasta dos o más años” , resalta la licenciada.

Pero ¿qué pasa con la pareja? Rodríguez es determinante y dice “la relación va a atravesar un período de crisis y más que nada en la llegada del primer hijo. Cuando llega el bebé, nos damos cuenta de que no es lo que imaginamos, sino lo que se puede.” También, desarrolla que hay mucha exigencia para que esa nueva mamá vuelva a ser la de antes, que es imposible luego de un gran cambio y, agrega que para reconectar con la pareja, “la sexualidad debe volverse a construir”, ya que la mujer está pasando por varias modificaciones en su cuerpo y su libido está enfocada en que el bebé sobreviva.

Antes de terminar la entrevista, la licenciada en Psicología dejó varios consejos para retomar esa sexualidad en pareja:

  • Evitar la penetración: la sexualidad es enorme y vastísima. La relaciones no solo debe enfocarse en la penetración, sino también en seducir.
  • Estimular el juego previo: poner a prueba el arte de la seducción, el arte de la sensualidad
  • Salir de la casa: reforzar la intimidad que luego va a reforzar la conexión en la pareja. Salir a tomar un café o a cenar mientras alguien cuide a su bebé
  • No hay nada más erotizante para una mujer puérpera, tener una pareja que asuma un rol de conexión con el bebé: el/la acompañante debe tratar de estar en modo protección con la mamá y el bebé, alguien que puede sostener a los tres durante el período de puerperio de la madre.
  • Frente a cualquier duda, consultar con tu médico o especialista de cabecera.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?