Cómo aprender a meditar correctamente

Cómo aprender a meditar correctamente

La meditación y las prácticas de yoga con la pandemia se pusieron en auge, pero aún restan muchas cosas por saber. Por lo que hoy hablamos con una especialista en el tema.

Brunella Villarroya

Hoy en Mdz Femme vamos a derribar los mitos que rondan entorno a la meditación, gracias a Daniela Colomer, instructora de yoga e instructora de yoga integral de meditación.

Daniela Colomer explica qué es la meditación abordando la definición desde dos ideas que son distintas, pero que por supuesto se acompañan y alinean en el mismo sentido.

"La meditación la podemos pensar como un ESTADO DE CONCIENCIA PLENA, donde se habita el tiempo presente: el aquí y el ahora. También como una herramienta, una práctica que ayuda a encontrarnos en este estado contemplativo, y para esto existen varias técnicas (dentro de los que conocemos como meditación) que colaboran a que conectes con tu cuerpo físico, tu cuerpo mental, tu cuerpo emocional y tu energía", explicó.

Dentro de estas técnicas podemos encontrar meditaciones con mantras, visualizaciones, meditaciones con velas, meditaciones guiadas, entre otras. Y aclara que "es importante saber que no hay formas de hacer mal o bien una meditación, sino que sucede lo que conviene. Por eso la invitación es a tenerte paciencia. Las mismas van mejorando y los beneficios son cada vez  más grandes y palpables en el día a día".

Daniela Colomer es instructora de yoga e instructora integral de meditación.

¿Qué le recomendarías a alguien que está comenzando con prácticas de meditación?

Lo principal es que suelte los prejuicios y expectativas, que trate de empezar la práctica vacío/a de contenido, así es la práctica quien sorprenda. Los prejuicios y expectativas suelen ser muy limitantes, por lo que te corren del momento presente. Segundo, buscar meditaciones cortas y guiadas con una voz amable y agradable para la persona que vaya a meditar.

¿Cuáles son los mitos que rondan sobre la meditación?

Hay miles ¡Voy por los que creo más importante desterrar!

Mente en blanco: no es necesario en lo absoluto, este suele ser un mito que genera ansiedad, angustia y aleja a la gente de la meditación. La mente puede ejercer resistencia y traer varios pensamientos, es absolutamente normal. La invitación es que dejes pasar esos pensamientos, sin generar un diálogo con ellos. A la vez puede ayudar muchísimo llevar la conciencia a la respiración y al movimiento del abdomen al respirar, de esa manera volvés a traer la mente al tiempo presente.

Doctrinas religiosas: la meditación convive con todas las creencias.

Solo para iluminados/as: la meditación es para todo el mundo, cualquier persona puede hacerla.

Se necesita mucho tiempo para meditar: ¡No! no hace falta un tiempo específico.Si tienes media hora para hacerlo, genial, pero si solo tenés 5 minutos, si estás en la fila de un banco o en la sala de espera de un consultorio, puedes hacerlo perfectamente también.

Se necesita experiencia previa: No, solo se necesita el deseo de conectar con uno mismo y con el tiempo presente, ejercitar la paciencia y el amor por el proceso de búsqueda.

Se necesita absoluto silencio: No, por supuesto que el silencio colabora a generar un clima de armonía pero no es necesario.

Los beneficios de la meditación son innumerables y cada quien los va experimentando de manera personal.

¿Cuáles son los beneficios de la meditación?

Los beneficios de la meditación son innumerables y cada quien los va experimentando de manera personal. Entre los más generales podría mencionar: el autoconocimiento, el despertar consciente del amor propio, la baja de revoluciones, la toma de conciencia en la respiración, la baja de los niveles de ansiedad y angustia, mejoras en el sueño, mejoras en la calidad de los vínculos, aumenta el amor genuino por lo que nos rodea, aumenta el sistema inmunológico y, sobre todo, mejora la relación con uno mismo/ una misma.

¿Es aconsejable para alguna edad en específico?

Es para todas las edades. Para cada edad se recomienda profundamente. Sí puede haber una diferencia en lo que son los niños, adultos o adolescentes, ya que la herramienta se ofrece de manera distinta.

En los niños puede ser más lúdico, con imágenes, para que el pequeño no pierda la concentración y pueda entrar en conciencia de la respiración y meditación. Y en los adultos puede ser más amplia, hay diferentes tipos, formatos y colores para practicarla. Pero no necesariamente se recomienda para una edad en específico. Yo la aconsejo para todas las edades.

¡Clickea aquí para realizar meditaciones y prácticas guiadas por Daniela Colomer!

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?