Cómo prevenir la aparición de arrugas en la piel con un producto básico en tu rutina de cuidados

Cómo prevenir la aparición de arrugas en la piel con un producto básico en tu rutina de cuidados

La vitamina A (retinol) y sus derivados son de los nutrientes que con más frecuencia se añaden a cremas, lociones y otros cosméticos. La doctora Johanna Furlan explica sus efectos y cómo aplicarlo.

Esther Cano

Cada vez más leemos en las etiquetas de muchos cosméticos que contienen ácido retinoico. Pero ¿qué es y cuáles son los efectos del ácido retinoico en la piel? La doctora Johanna Furlan, médica cirujana experta en estética lo explica de un modo sencillo. “La vitamina A (retinol) y sus derivados son de los nutrientes que con más frecuencia se añaden a cremas, lociones y otros cosméticos. La vitamina A es precursor o formador del ácido retinoico, una sustancia orgánica que actúa como regulador de la diferenciación celular en diferentes órganos y tejidos, incluyendo la piel”. 

Un efecto del ácido retinoico, importante desde el punto de vista cosmético, es que estimula la síntesis de colágeno e inhibe su degradación. “El colágeno es una proteína fibrosa (que no es soluble en agua y tiene un aspecto semejante al de una fibra) y conforma uno de los principales componentes de la matriz extracelular, esto es, el material que llena el espacio existente entre las células de un tejido y mantiene a las células en su sitio, lo cual previene la formación de arrugas”, explica la doctora.

El ácido retinoico estimula también la producción de células nuevas en las capas internas de la piel y acelera el desprendimiento de las células muertas de las capas superficiales. “Ambos efectos contribuyen a suavizar y desvanecer las arrugas”, agrega la experta.

Los productos que contienen ácido retinoico, sólo deben usarse bajo prescripción médica, ya que mal empleados pueden ocasionar una irritación severa en la piel.

Furlan explica que la aplicación directa del ácido retinoico sobre la piel se utiliza con frecuencia para tratar los daños que produce la exposición excesiva a la radiación solar, la cual estimula la degradación del colágeno y promueve el engrosamiento y la aparición de arrugas, lo que causa un envejecimiento prematuro de la piel. “El ácido retinoico regula la proliferación y movilidad de los melanocitos, que son las células encargadas de producir melanina, el principal pigmento de la piel. Por ello también se utiliza en el tratamiento de desórdenes de la pigmentación de la piel, entre ellos los producidos por la radiación solar, como la aparición de manchas oscuras”, asegura la doctora que comparte sus conocimientos a través de las redes en su cuenta  @drajohannafurlangraf.

Los productos que contienen ácido retinoico, sólo deben usarse bajo prescripción médica, ya que mal empleados pueden ocasionar una irritación severa en la piel, que incluye comezón, enrojecimiento, descamación y resequedad. “Por este motivo los cosméticos no contienen ácido retinoico sino precursores inactivos, como el retinol mismo, o derivados más estables, los cuales deben ser convertidos en ácido retinoico por las células vivas de la piel”, afirma Furlan. 

“El problema es que el retinol, cuando es adicionado directamente a los cosméticos, se degrada rápidamente por el contacto con el oxígeno del aire o la exposición a la luz; y si lo que se añade son sus derivados más estables, la absorción es mínima, ya que las células vivas se localizan en las capas más profundas de la piel. Así, estas células no asimilan la mayor parte de la vitamina A que contienen los cosméticos”, aclara la experta en estética.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?