Los secretos de belleza de Diana, princesa de Gales

Los secretos de belleza de Diana, princesa de Gales

Diana de Gales era una de las Princesas de Inglaterra que impactó en el mundo entero por su estilo y sus trucos de belleza. Hoy te mostramos cuál era su rutina.

MDZ Femme

MDZ Femme

Diana de Gales fue una de las mujeres que impuso la moda en la monarquía desde otro punto de vista. Su belleza admirable también se daba gracias a distintas rutinas faciales y corporales que seguía con dedicación y constancia día a día. ¿Quieres saber un poco más?

La Princesa no era muy complicada para sus rutinas faciales, incluso las hacía muy rápido. Primero limpiaba su rostro con alguna crema desmaquillante, luego aplicaba un tónico y finalmente hidrataba su rostro con alguna crema. Estos pasos los repetía dos veces al día, apenas se levantaba y al irse a la cama.

Lady Di aplicaba su rutina facial dos veces al día. Foto: Harpers Bazaar

Otra de sus rutinas que jamás evadía era la del ejercicio físico. La Princesa corría por la mañana, tenía tres veces a la semana una sesión de actividad intensa y corría en la cinta todos los días, alrededor de tres kilómetros.

Además, su plan alimentario consistía en reducir las harinas y las grasas, por ende casi siempre comía pollo sin piel y con ensaladas para reforzar proteínas como también verduras y frutas.

La rutina de ejercicios y comida de Diana era un plan diario para ella. Foto: Showbiz Cheat Sheet

Para sus apariciones públicas Diana de Gales prefería mostrar sus piernas bronceadas antes que usar medias de seda, por eso fue una de las primeras mujeres famosas en apostar por las cremas autobronceantes o por algunas sesiones de cama solar.

Además, la Princesa era fanática de perfumarse con aceites esenciales como el geranio, el sándalo y el Ylan Ylang en vez de usar perfumes tradicionales.

A Diana le encantaba tomar sol y mostrar sus piernas bronceadas. Foto: Pinterest

Su pelo también fue uno de los signos icónicos de Diana de Gales y aunque no lo cuidaba al máximo, sí lo dejaba en manos de su peluquero Sam McKnight quien fue el artífice de su corte característico estilo boyish o masculino que generalmente en sus días sin eventos, lo llevaba mojado.

Estos son los tips de Diana de Gales que ella usaba en su rutina diaria, listos para que los apliques tú también.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?