El cacao, un gran aliado para retrasar el envejecimiento: ¿cómo consumirlo?

El cacao, un gran aliado para retrasar el envejecimiento: ¿cómo consumirlo?

La licenciada en nutrición Laura Romano nos cuenta que el cacao es un gran aliado tanto para retrasar el envejecimiento como para protegernos de enfermedades y lesiones. ¡Entre muchos beneficios más! Al final de la nota, una receta para disfrutarlo sin culpas.

Ana Saldaña

Ana Saldaña

Esta semana fue el día del cacao y para hacerle honor en su fecha, Laura Romano, Licenciada en Nutrición y creadora de la
cuenta Integral Nutrición en Instagram, habló sobre los beneficios que se obtienen de este fruto. Entre ellos, protege al cuerpo de lesiones y retrasa el envejecimiento celular. Al final de la nota, también nos dejó una deliciosa receta.

¡Pero cuidado! El cacao no es lo mismo que el chocolate, por eso Romano aconsejó cómo adoptarlo dentro de la alimentación diaria sin tenerle miedo, ya que se puede consumir incluso si se busca bajar de peso

Sobre los beneficios que le aporta el cacao a la salud, la licenciada en dijo que "presenta una gran concentración de antioxidantes que retrasan el envejecimiento celular; por su alto contenido de polifenoles, protege al cuerpo de enfermedades y lesiones y aporta minerales como magnesio, hierro, cobre y potasio. Este último es fundamental para el metabolismo óseo y muscular".

El chocolate no es cacao

El chocolate está compuesto de cacao.

Tal y como decíamos más arriba, el cacao y chocolate no son sinónimos: "el cacao puro se obtiene de las semillas previamente secadas, fermentadas, tostadas y molidas que darán origen a la pasta o licor de cacao. Luego, ésta será prensada y se obtendrá de dicho proceso la torta de cacao puro y la manteca", contó Romano.

En cambio el chocolate, "es un alimento compuesto del cacao, la manteca de cacao, azúcar y otros ingredientes como leche y grasas vegetales". Justamente como se le añaden otros ingredientes, la mayoría refinados, su composición natural se altera.

Además, el cacao puro es fuente de proteínas y de fibras con una baja concentración de carbohidratos. El chocolate, por su lado, tiene un alto porcentaje de grasas, en su mayoría no saludables, azúcar y un bajo contenido de fibras y proteínas. "Por eso es importante que, si queremos consumir un chocolate de buena calidad, prioricemos aquellos con mayor porcentaje de cacao".

"El cacao puro en polvo podría consumirse diariamente como parte de una alimentación saludable, pero sin confundir con el chocolate que, al contener la manteca y otros ingredientes, pueden contribuir al aumento de peso y enfermedades asociadas al mismo, sobre todo si son chocolates de mala calidad"; comentó Romano.

Aquellas personas que quieren cumplir con la cuota dulce, lo ideal es elijan aquellos chocolates con mayor porcentaje de cacao
y en una porción pequeña, que ronde entre los 20 a 25 gramos por día. Otra opción que dejó la licenciada es optar por alimentos que, además de chocolate, contengan cacao amargo y otros ingredientes saludables como avena, frutos secos y semillas.

De este modo, la nutricionista desterró el mito de que el cacao es perjudicial para la salud. ¡Rodo lo contrario! "Es fuente de antioxidantes, fibra y proteínas con un bajo contenido de azúcares y grasas. El chocolate amargo o los productos a base de frutos secos con chocolate son excelentes para aportar una cuota de placer, nutrirnos y dar saciedad al mismo tiempo", concluyó.

Receta para trufas de chocolate

Foto: Instagram @integralsalud

Finalmente, Romano compartió una receta para un saludable y rico "gusto":

Ingredientes:

  • 100 gramos de mantequilla de maní´
  • 50 gramos de cacao
  • 50 gramos de miel
  • 200 gramos de granola de chocolate 

En una procesadora, colocar la mantequilla de maní, miel, cacao, granola y, en caso que se desee, agregar un pedazo pequeño de chocolate.

Procesar hasta obtener una pasta y formar las trufas. Se pueden pasar por coco, cacao en polvo o granola procesada. En el caso que se encuentren secas, agregar más mantequilla de maní y, si están muy húmedas, agregar más granola o coco rallado. ¡Listo! A disfrutar sin culpas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?