Los errores más comunes sobre el cuidado del rostro

Los errores más comunes sobre el cuidado del rostro

Frotar demasiado, usar productos inadecuados, olvidar la protección solar entre otros son errores frecuentes en la rutina de belleza.

MDZ Femme

MDZ Femme

Muchas veces creemos que estamos haciendo con prolijidad la rutina de belleza pero sentimos que la piel de la cara no está todo lo espléndida que podría estar ¿Estamos equivocando los cuidados? Los errores más comunes al cuidar el rostro suelen pasar inadvertidos.  

El órgano más extenso del cuerpo es la piel y por supuesto, no se trata solamente de una cuestión estética. Cuidarla es parte de la salud integral y procura bienestar.

Fuente. Vix

Cuidado del rostro: paso por paso

La alimentación saludable, la buena ingesta de líquidos y evitar malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco serán el primer paso para tener una piel luminosa, tersa y saludable. 

El segundo paso es mantenerse alejados del estrés, practicar alguna actividad física que podamos sostener en el tiempo y dejar los excesos alimenticios y desórdenes en el sueño para días de fiesta y no como una modalidad de vida. 

Por otro lado, habrá que tener en cuenta que la piel tiene necesidades distintas según dos factores: el clima y la estación del año y las características singulares de cada tipo de piel.

Fuente. Vix

Por eso, para crear el hábito de una rutina de cuidado saludable habrá que comenzar por tener en cuenta estos factores junto con el hecho de hacerla una costumbre sostenible a lo largo del tiempo. 

Además, durante este tiempo la piel cambiará: embarazos, momentos de más estrés, mudanza de clima en el que vivimos, medicamentos que debamos tomar por un tiempo, etc. Por eso la singularidad es la regla. 

Tener en cuenta todos estos factores es lo que marcará la dirección. Sin embargo, se puede hablar de errores frecuentes en el cuidado de la piel de la cara y aquí repasamos algunos para que puedas revisar si hay algo que consultar o corregir en tu rutina diaria.

Fuente. Elle
  • Productos inadecuados

La piel del rostro puede ser mixta, grasa o seca y es importante saberlo a la hora de comprar productos para su cuidado. Todas las pieles necesitan ser hidratadas, solo que el modo varía según sus características singulares. 

Es un mito que la piel grasa no necesite hidratación y sólo sea necesario hidratar pieles secas. La tendencia, en todos los casos, es a evitar productos que contengan químicos e inclinarse por productos 100% naturales. 

  • No hidratar la piel

Descamación, aspereza y hasta arrugas. Estas son las consecuencias de no hidratar adecuadamente la piel del cuello y rostro. 

Beber agua y sumar suplementos que hoy ofrece la nutricosmética son dos factores claves para lograrlo ya que las cremas solamente no alcanzan. 

  • Repetir un solo producto en distintas áreas del rostro

Los cuidados específicos son importantes. No es lo mismo tratar la zona del contorno de ojos que las mejillas con rosácea que el área del cuello, por ejemplo. 

Fuente. Vix
  • Cuidados “salteados“

Comprar los mejores productos, tener rodillos lujosos, brochas de aplicación para las cremas o contar con el mejor consejo profesional no servirá de nada sin constancia.

  • Olvidar los cuidados preventivos

Muchas personas esperan la primera arruga para comenzar con los cuidados del rostro. Sin embargo es importante realizar prevención para retrasar la aparición de estos signos. 

  • Colocar más crema de la que necesitamos

El exceso de crema no conlleva más beneficios, sino al contrario. Los poros pueden verse obstruidos y la suciedad que acumula la epidermis puede terminar en un acné cosmético. 

  • Olvidar el cuello y escote

Cuando hablamos de cuidar el rostro, la rutina debe incluir la piel del cuello y escote, que necesita igualmente exfoliarse, hidratarse, nutrirse y limpiarse. 

  • No usar protector solar

Entre todos los cuidados que podamos tener con el rostro, es quizás uno de los más importantes. No solo en verano hay que proteger la piel de la cara, cuello y escote de los rayos solares. 

Pueden dañarla más de lo que creemos, sobre todo si salimos sin protector porque creemos que en invierno no nos afectan. Nada más alejado de la realidad. La piel se mancha y la exposición a la radiación solar es un factor para evitar durante todo el año.

Fuente. Central Oeste
  • No exfoliar

La piel necesita ayuda para acelerar su ciclo vital. Al remover de manera mecánica con productos como los ácidos AHA y BHA las células muertas estamos colaborando a que la piel respire mejor, realice mejor sus funciones y se vea más fresca y luminosa. 

  • Ducharnos con agua demasiado caliente

Las consecuencias de bañarse con agua demasiado caliente incluye que la piel pierda los aceites naturales que la protegen. De esta manera pierde elasticidad, resistencia y se ve más seca y opaca. 

  • Irse a dormir con make up

Dormir con la piel limpia es vital. Durante la noche, este órgano trabaja mientras estamos dormidos, por lo cual se entorpece la desintoxicación natural que realiza por la noche. Además, esta mala costumbre puede traer poros obstruidos, puntos negros y acné. 

¿Cuántos de estos errores conocías? ¡A estar atenta a partir de ahora!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?