Evita el azúcar en tus alimentos para combatir las arrugas: los motivos

Evita el azúcar en tus alimentos para combatir las arrugas: los motivos

La doctora Johanna Furlan explica cómo el exceso de glucosa genera una reacción que hace que la piel se arrugue y adquiera un aspecto cansado.

Esther Cano

Sabemos que el consumo de azúcar en exceso no es bueno para la salud. Tampoco para tu piel, ya que el exceso de glucosa genera una reacción en las proteínas celulares que producen la aparición de arrugas.

“El azúcar es uno de los elementos fundamentales en el funcionamiento de nuestro organismo. La glucosa, un componente de los azúcares, va a producir la energía que el cuerpo necesita. Sin embargo, cuando hay un consumo excesivo de azúcar la glucosa sobrante se une directamente a las proteínas celulares mediante una reacción que se llama glicación. Este es uno de los factores de envejecimiento de la piel más importante”, explica Johana Furlan, médica cirujana.

La piel con aspecto cansado y apagado, o la pérdida del tono de la piel y su firmeza son consecuencia entre otros factores, de la glicación. “La glicación es responsable en gran medida de la aparición de arrugas sobre el rostro. Porque afecta al colágeno y la elastina”, agrega la experta en cirugía plástica reconstructiva.

El exceso de glucosa genera glicación, y hace que aparezcan arrugas. Fuente: Unsplash.

El colágeno es una proteína fibrosa y es el principal componente de la piel y los huesos. La pérdida de colágeno implica a su vez una pérdida de elastina y de ácido hialurónico, porque el colágeno es esencial para su producción.

“Las consecuencias fisiológicas de la glicación en la piel son una reducción de la hidratación, la flexibilidad y la elasticidad de la piel causando arrugas, un adelgazamiento de la piel y un relajamiento cutáneo”, explica Furlan.

Las proteínas glicadas pierden sus propiedades y producen cambios significativos en el metabolismo y función de las células. Y este es un efecto que avanza con el tiempo. Ya a los 20 años empiezan a ser visibles los efectos de la glicación en las moléculas de colágeno. “Este es un fenómeno progresivo”, explica la cirujana experta en estética “cada año se incrementa un 3,7% el colágeno glicado. Una persona de 80 años tiene entre el 30% y el 50% de su colágeno glicado”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?