"Ser feliz no es una moda"

"Ser feliz no es una moda"

Quizás sientas que el mundo te come, que tanta libertad es demasiado, que de tantas opciones no sabés para qué lado correr, y dejame que te diga que no sos la única persona a la que le pasa.

Peter Cubillos

Parece que las generaciones cada vez mutan más rápido, y que pasamos de aprender a ser los mejores empleados a ser los mejores jefes, y después a ser independientes, y ahora a ser felices, y parece también que si no sos feliz sos un/a pel...., porque ¿cómo no vas a ser feliz con todo lo que tenés? Para un poco viejo, que para ser feliz antes hay que saber qué significa para cada uno. No te dejes empujar así, ser feliz no es una moda. 

Ilustración: Martina Lanatti. 


Y si pensamos parecido, cosa tan rara en este nuevo y libre mundo, entonces quizás veas que durante años nos enseñaron qué teníamos que ser, pero nunca a elegir, que no es tan fácil como parece, porque elegir trae consecuencias, porque el miedo más profundo de algunos es el miedo a equivocarse, y en esta revolución de las opciones parece que algunos no estamos preparados para tanta libertad. Pasamos del “tenés que hacer esto y esto otro” a “hacé lo que quieras”, y todos sabemos que un “hacé lo que quieras” es una libertad falsa, como cuando me lo decía mi viejo de chico, porque todo barco necesita algo de viento para llegar a buen puerto. La sexualidad, las religiones, el trabajo, el amor, las parejas, todo, todo es opcional, y yo no te puedo decir qué ser ni cómo serlo, porque para empezar todavía lo estoy averiguando, pero si me dejás, quiero decirte dos o tres cosas. 


No te asustes, no está mal no saber algo, mucho menos algo tan trascendente, y dejame que te diga más, quizás no todas las vidas tienen que tener un sentido, quizás la posta para algunos sea echarse bajo el sol como un perro a mirar pasar la vida, pero hay una cosa que sé por seguro y es que no hay guita que compre el tiempo, no lo regales, nadie te lo va a devolver. 


Mirate sincero/a para adentro, y preguntate qué querés, y si aparece un banquito, hacé banquitos, y si aparece un viaje, viajá, y si aparece la música, tocá, componé, vendé discos, metete en lo que te gusta; porque te prometo, no tengas dudas, que vas a ser tan feliz que ya no vas a poder volver para atrás.

Por Peter Cubillos 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?