Microinfluencers: un fenómeno que ya es tendencia en Europa y crece en Mendoza

Microinfluencers: un fenómeno que ya es tendencia en Europa y crece en Mendoza

Natalio Emmi -especialista en Marketing Digital-, Juana Casá -futura Licenciada en Comunicación Social- y Virginia Cioffi -diseñadora gráfica- son algunos de los microinfluencers "de moda". Este domingo nos cuentan cómo ayudan a profesionales o empresas a posicionarse y a crecer.

MDZ Femme

Si bien cada uno de ellos trabaja como influencer para diferentes marcas, hoy nos cuentan en general cómo es su experiencia personal al trabajar con las mismas e incluso como la comunicación digital ha cambiado el paradigma de los medios off line a los medios on line.

Las redes sociales no solo cambiaron la forma de relacionarnos, sino que le dieron a posibilidad a la gente de conectarse desde cualquier lugar que estén con tan solo un teléfono o una computadora, hasta incluso compartir experiencias.

Ahí es donde entra el trabajo de los influencers o microinfluencers. Su llegada a la gente suele ser masiva y generar un gran impacto y es por ello que pasaron a ser una herramienta más dentro de los medios publicitarios , sobre todo por la veracidad y credibilidad que puede generar una persona que es agena a las internas de una marca.

Natalio Emmi es estudiante de Marketing Digital y Publicidad y trabaja en Social Media

Natalio se autodefine como un nativo digital. "Si bien nunca estuve detrás de esto, supe aprovechar las herramientas que me brindaba la carrera para explotar el contenido en las redes". En este momento, se encuentra trabajando con varias marcas nacionales como locales. "Es muy importante ser sincero consigo mismo y con el cliente al saber si somos los indicados para representar a esa marca", dijo. 

“Estoy convencido de que si vamos a ayudar a posicionar un producto primero nosotros tenemos que ser consumidores del mismo”.

"Ademas de trabajar con varias marcas actualmente, entre otras cosas, me encuentro con mi propia agencia de Marketing Digital y capacitando a personas sobre todo lo que es el Social Media", agregó. 

Juanita Casá tiene 22 años y es una futura Licenciada en Comunicación Social

"Arranque a trabajar subiendo contenido en mis redes sociales hace tres años con una marca de ropa. Gracias a eso me empezaron a llamar otras marcas que vendían indumentaria u otros tipos de productos. La verdad es que a mi todo lo de las fotos y los videos, siempre me gustó, aunque no sé por qué en las redes a veces me cuesta tanto. Sin embargo, si bien me inhibo un poco, me muestro tal cual soy y me gusta generar contenido que sea real, aunque lo que se ve siempre es un recorte, el "mejor" se podría decir y no la totalidad de mi vida o de cómo soy".

"Si bien, no me considero influencer, sí te puedo decir que soy selectiva con las marcas que trabajó, en el sentido de que me gusta identificarme con la marca y saber que lo que estoy recomendando de verdad es bueno. Porque, al fin y al cabo, los comunicadores tenemos que ser honestos. Si decimos que un producto tiene una calidad muy buena, por ejemplo y en realidad sabemos que no es bueno, de cierto modo le estamos fallando a ese público que nos está viendo o escuchando", agregó. 

Además explicó: "Considero que hacer publicidad en las redes y recomendar distintos productos o servicios, está bueno tanto para la marca, que logra ganar un lugar en la mente del público, como para la gente que lo ve y saca ideas o que le sirve, porque estaba buscando algo del estilo. Y bueno, obvio que a mí también, porque es trabajo. Para mí, las redes sociales, son un canal de comunicación enorme y en ellas se puede hacer todo tipo de publicidad". 

Virginia es Diseñadora Gráfica y tiene en conjunto con su mejor amiga su agencia de diseño

Ser influencer no era algo que estaba buscando. Además de mi pasión por el diseño, soy fanática de las redes sociales, la fotografía y el marketing. Esto fluyó en cuarentena, las personas estaban a mil en las redes y mi interacción con los seguidores fue creciendo de manera muy espontánea. Como sociedad estábamos enfrentando grandes volúmenes de contenido digital. 

"Somos de la generación que nació para emprender, de los que quieren ser líderes. Y aunque no sepamos fracasar somos una maquina de crear, de imaginar".

"Me vuela la cabeza compartir ideas con ellos, que me cuenten sobre sus nuevos proyectos y sus estrategias. Me encanta poder ayudarlos, que me digan que gracias a eso les está yendo bien y me motiva a seguir presente para que cada uno continúe creciendo con sus emprendimientos. Hay veces que podés ayudar y hay otras que tus seguidores no se sienten identificados. Es muy difícil entender por qué a veces si y a veces no. Pero cuando enganchan y deciden ayudar a un emprendimiento mendocino amo", reflexionó. 

Entender por qué los influencers son la nueva forma de llegar al público es muy fácil. "Si no estás en las redes para la gente no existís y hay tanta info que las personas se marean. Ahí es cuando se posicionan los influencers que serían como la recomendación de un amigo. Mucho más válida. La opinión de un amigo la tomás como cierta, porque es ajeno a la marca y el ya la probó. Ahí está en la responsabilidad de cada influencer de sólo mostrar y ser fiel a las cosas que realmente gustan", cerró. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?