Al menos lo intentó: cómo ser mamá, emprendedora y no morir en el intento

Al menos lo intentó: cómo ser mamá, emprendedora y no morir en el intento

Emprender es realmente una montaña rusa. Días donde nos sentimos superheroínas y días donde una palabra detona una crisis nuclear. En MDZ Femme te damos algunas ideas para tratar de organizarte mejor.

Pilar Escariz

Para vos que sos mujer, mamá y emprendedora, los mejores tips para que trabajes sin culpa. 

  • Establecé prioridades reales. A esta altura la mayoría de nosotras sabemos establecer prioridades, pero… ¿son reales?
  • ¿Podemos hacer tantas cosas como creemos? Medir los tiempos de las tareas en base no a lo que queremos que duren sino a situaciones que ya hemos vivido es una buena herramienta. Si todas nuestras reuniones pasadas han durado más de una hora, ¿no te parece ilógico plantear que la próxima va a durar una hora?
  • Ciertos horarios son mejores para ciertas tareas, ¡conócete!
  • ¿Cuándo es nuestro horario más productivo? Si es la mañana por ejemplo, dejá las tareas más operativas para la tarde. Sí lo hemos escuchado todas. Pero estas épocas implican aún más desafíos. Coordinar los horarios productivos de nuestros hijos y de nosotras a la vez.
  • Las tareas de los chicos son un desafío para todas, conocelos a ellos también, dales tiempo y paciencia por más difícil que parezca. Incluílos en tu calendario, date tiempo de ayudarlos y acompañarlos en sus juegos. ¡Nuevamente seamos realistas!
  • Vivimos en una constante balanza de gritos y caricias… les aseguro que van a recordar más las caricias.
  • Y yo, ¿Para cuándo?
  • Una de las quejas más comunes es que no tenemos tiempo para nosotras. Somos emprendedoras. Nos estamos animando a soñar a ser lo que queramos ser. Somos mamás tenemos el placer de amar a otros como nadie más sabe. Esas son cosas muy valiosas, no nos frustremos si hoy no se pudo. Pero nuevamente entra en juego la balanza. Entre tus prioridades tienen que estar esas cosas que te descomprimen aunque sean dos horas por semana.
  • No pierdas los momentos de inspiración.
  • Es de noche estás por dormirte, estás en la ducha, estás manejando y vienen esas ideas brillantes, o esas cosas que casi nos olvidamos y no estaban anotadas en ningún lugar. No pierdas esos momentos. Dejá papeles y lapiceras a mano, sino mandate notas de voz en un grupo de WhatsApp con vos misma. ¿Cómo hacemos ese grupo? Fácil, elegí a una persona cercana y avisale que lo vas a agregar a un grupo, armalo y después eliminá a esa persona del grupo y… ¡Listo!
  • Tribu. Una de las cosas más lindas que me pasaron en mi camino emprendiendo fue conocer a ADAMAS una agrupación de mujeres que emprenden como yo. Buscá la tuya, para esos momentos de desastre nuclear te van a acompañar y mandar memes salvadores.

¡Espero que te hayan servido estas ideas! Para escuchar más seguime en Instagram @areteconsultora estamos preparando muchas cosas para acompañarte en el camino de emprender.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?