Tendencia

Combat boots: las botas que heredamos de la Segunda Guerra Mundial y llevaremos durante todo el invierno

Los borcegos tendrán su lugar destacado durante la próxima temporada; Camila Álvarez, del equipo de diseño de OGGI Zapatos, cuenta de qué manera combinarlos y adaptarlos a todo tipo de ocasión, inclusive las más formales.

MDZ Femme
MDZ Femme viernes, 12 de marzo de 2021 · 20:00 hs

Siendo el origen del borcego un calzado que se usaba en la guerra, dentro de sus características podemos destacar su comodidad, altura (deben ser más altos que el tobillo, media caña en adelante), que son acordonados, útiles y resistentes.

Las combat boots surgen en la Segunda Guerra Mundial; era un calzado pensado exclusivamente para los soldados. Por lo resistente y útil que era, se extendió a la clase trabajadora y, con el tiempo, se volvió más urbano.

El punto más interesante de la historia del borcego es cómo algo que nació asociado al sistema terminó transformándose en lo anti establishment: luego fue característico de la contracultura como los movimientos feministas, la cultura punk, calzado típico de bandas de rock como los Sex Pistols y The Clash.

Sin dudas, con la tendencia militar encabezando este invierno, el borcego será el centro de atención. Son un must have, sin dudas: complementan perfectamente cualquier look, su versatilidad los vuelve ideales para un conjunto casual de jean o uno más formal, de vestido o pantalón sastrero.

En el verano se pueden usar perfectamente, quedan bárbaros con un short, musculosa y camisa abierta; son atemporales.

A la hora de elegir un borcego, un clásico negro con plataforma es una gran opción, aquel que se puede utilizar y combinar con cualquier prenda incansables veces. Es fundamental que sea cómodo, confeccionado en algún cuero mate, pero blando.

La tendencia de este otoño invierno puso  foco en las combat boots, invitándonos a romper con lo clásico, con lo tradicional y la forma de vestir que ya conocíamos.  El borcego acompaña un look de jogging y un sobretodo, un vestido de fiesta, un look de oficina y, por supuesto, cualquier denim.

Archivado en