Guía práctica para combinar colores como un profesional

Guía práctica para combinar colores como un profesional

Combinar armónicamente colores entre prendas no es tarea sencilla. Por esto es que generalmente –aunque a veces es simplemente una cuestión de estilo- vestimos en tonos neutros que funcionan sin demasiado esfuerzo, evitando outfits coloridos en los que intervengan dos o más colores.

Sin embargo, esto no se da por porque sí, ya que combinar colores no es tan sencillo como puede parecer: detrás de esos looks donde los colores conviven exquisitamente hay todo un estudio previo e incluso un profesional que maneja la teoría del color. Pero como no podemos tener a un experto al lado cada vez que nos vestimos, a continuación te contaré todos los secretos para lograr outfits coloridos sin morir en el intento. 

¿Cómo combinás vos?.

¿Te gustaría aprender a combinar colores armónicamente?

Para aprender a combinar colores lo primero que hay que hacer es familiarizarse con el círculo cromático. ¿Qué es esto? Es una rueda en la que conviven 12 colores, que a su vez se dividen en fríos (los que contienen azul) y cálidos (los que contienen amarillo). 

Círculo cromático.

Ahora viene la parte divertida: para esta primera entrega, nos centraremos en las armonías de colores más básicas: monocromática, complementaria y análoga.

 Combinaciones monocromáticas 

Este esquema simple se trata de combinaciones en las que interviene un solo color base, pero en diversas intensidades, por ejemplo: verde intenso, verde medio y claro. 

Monocromo.

Combinaciones complementarias

Este es un esquema doble que consiste en combinar dos colores complementarios. ¿Cómo saber cuáles son? Es muy fácil: son aquellos que están justo en frente uno del otro en el círculo cromático, por ejemplo: naranja-azul, rojo-verde, amarillo-violeta. Asimismo, el complementario de un color primario (rojo-azul-amarillo) será siempre un secundario (naranja-verde-violeta) y a la inversa.

Combinaciones análogas 

La combinación análoga es un esquema donde intervienen tres o más colores –por lo general tres-, que están justo uno al lado del otro en el círculo cromático. Por lo general hay un color dominante y los otros menos intensos que acompañan, por ejemplo: violeta-guinda-rojo. 

¡Animate a ponerle color a tus looks!

TIPS BY NATACHA CAPELLO

¿Querés recibir notificaciones de alertas?