Las novedades de "Don Valentín lacrado": un ícono mendocino

Las novedades de "Don Valentín lacrado": un ícono mendocino

La histórica marca, que forma parte de la mesa de los argentinos, se presenta renovada para seguir acompañando a sus fieles y nuevos seguidores. Así, con el consumidor como eje y centro de su trabajo la bodega actualiza los códigos estéticos del gran clásico argentino sin perder su identidad

Bodegas Bianchi es una bodega argentina con herencia familiar que se proyecta con sus valores de tradición, calidad, prestigio, innovación y contemporaneidad en la viticultura argentina. Con 90 años de historia, Bodegas Bianchi es parte del patrimonio argentino.

Situada en su histórico terruño de San Rafael y en el Valle de Uco Mendoza, es reconocida mundialmente por su larga trayectoria elaborando vinos y espumantes de excelencia. Bodegas Bianchi es hoy una marca global con presencia en más de 40 países representando los valores y la calidad del vino argentino en todo el mundo. Su portfolio se basa en diversas marcas muy reconocidas que ofrecen en todos los casos alta calidad, prestigio y valor.

Las principales marcas de la bodega son Enzo Bianchi, María Carmen, Bianchi Particular, Gran Famiglia Bianchi, Famiglia Bianchi, Elsa Bianchi y los espumantes de Bianchi Premium Extra Brut, Famiglia Bianchi, elaborados bajo el método tradicional francés. También sus marcas jóvenes Marló y New Age dulce espumante, y los vinos tradicionales como Don Valentín Lacrado se destacan también entre sus marcas. 

Un ícono se renueva

Bodegas Bianchi convocó a prensa y amigos para compartir la nueva etiqueta del “Don Valentín Lacrado clásico”, un vino cuya principal virtud es la permanencia. Nació en la década del 60 y continúa creciendo año tras año. Se trata de un blend, un sabor único, fundamentalmente un vino para todos los días, un vino con historia, que nos trae recuerdos positivos: tal es así que entre varios de los presentes lo que se escuchaba era “el que tomaba mi abuelo, mi padre, etc…”.

“Don Valentín Lacrado se presenta con su estética original, única, que mantiene el espíritu de la marca y expresa las cualidades que han hecho que este vino sea un clásico que se transmite de generación en generación”-destaca Adrián Cura.

La línea Don Valentín Lacrado, en sus variedades tinto y blanco están disponibles en el mercado a un precio de $149. Los jóvenes varietales se comercializan a $169.- en uno de los segmentos de precios más dinámicos de la industria vitivinícola.

Esta renovación se inscribe en un proceso más amplio que comprende la presentación de la nueva imagen de la bodega, representada en identidad corporativa más actual. Esta nueva comunicación incluye en su logo la histórica cava familiar de la bodega en San Rafael y la fecha de fundación, destacando los 90 años de historia de esta familia del vino.

De esta manera, al renovar su propuesta, Bianchi -una de las bodegas familiares que mejor representa el patrimonio vitivinícola nacional- continúa marcando el camino de la innovación y la contemporaneidad en el mundo del vino.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?