Hasta 12% subieron los autos días antes de entrar en vigencia el Junio 0Km

Así se desprende de la información oficial publicada por la Cámara de Concesionarias el 28 de mayo. De esta manera, el “ahorro” del plan de subsidio estatal, en promedio, se redujo de un plumazo a la mitad.

cristian ortega - mdzautos@mdzol.com

El mercado automotor argentino, en graves problemas.

Diario La Nación.

El precio de los autos en Argentina subieron hasta 12% justo antes de que entrara en vigencia el plan oficial Junio 0Km, por el cual el Estado aporta 20.000 o 40.000 pesos para bajar un poco el precio de los vehículos nuevos, y de esta manera incentivar la demanda.

Pero más allá de las intenciones del Gobierno nacional, apenas se anunció el plan se comenzaron a plantear desde distintos ámbitos algunas dudas, por ejemplo que el macrismo anunciara una medida que en el pasado criticó.

Asimismo, la ayuda estatal no se circunscribió sólo a los autos de producción nacional, sino que se incluyó a otros, aunque todos los comercializados por las empresas nucleadas en la Asociación de Fabricantes, Adefa. Desconcertó aún más el Gobierno cuando a días de hacer el anuncio, permitió que también las importadoras pudieran ofrecer sus autos con descuento.

En esta columna, repasamos la realidad –muy dura- que vive el sector y las dudas que despertó el plan oficial.

Ahora, un informe del Instituto de Trabajo y Empleo (ITE) de la Fundación Germán Abdala, afirma, en base a información de la Cámara de Concesionarias, Acara, que las marcas aumentaron los precios de los autos hasta 12% justo antes de que entrara en vigencia el plan Junio 0Km, licuando así el “ahorro” en un 50% en promedio.

El sistema de subsidios establece un aporte estatal de 20.000 pesos para vehículos de menos de 750.000; las terminales aportan a su vez 30.000 pesos para llegar a un descuento de 50.000 pesos en vehículos de esta gama. Para los más costosos, el Estado aporta 40.000 y las marcas 50.000. Esta es otra curiosidad: el Gobierno nacional aporta más plata para quien más tenga para gastar y compre los autos más caros.

Según el informe del ITE, entre el 28 de mayo y la entrada en vigencia del plan, el 5 de junio pasado, los precios de los autos aumentaron hasta 12%. Fue el caso del Honda Fit, que pasó de costar 873.200 pesos a 982.300 pesos. Es el caso más llamativo, pero no el único. El Nissan Note subió 9%, el 308 Allure aumentó 7%, mientras que el Chevrolet Spin lo hizo 6%, y la lista sigue.

Así, el descuento “real” resultó ser bastante menos del que podría haber sido si, por ejemplo, el Gobierno obligaba a las marcas a congelar sus precios de mayo como condición para la ayuda que, en definitiva, ponemos entre todos los ciudadanos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?