¡La olla a presión no murió! Tips para usarla correctamente

¡La olla a presión no murió! Tips para usarla correctamente

¿Creías que había desaparecido? ¡No! Aprendé a usar esta maravillosa herramienta en tu cocina que quizás heredaste de tu abuela y sirve para hacer guiso de lentejas o un pollo entero en solo 15 minutos.

Food Lovers

Aunque a algunos les parezca cosa de otro siglo, la olla a presión está vigente y se usa muchísimo. Se le suele llamar también "olla express". Es muy útil, y si se aprende a usarla suele ser una gran ayuda en la cocina. Algunos han heredado la famosa Marmicoc de sus madres o abuelas, pero hoy en día existe una gran variedad: modernas, lindas, y más eficientes que nunca. 

¿Cómo funciona la olla a presión?

Es una olla que trabaja con alta presión, haciendo que aumente el punto de ebullición por su cierre hermético. Esto hace que los alimentos se cocinen más rápidamente. Es ideal para acortar los tiempos de las cocciones de guisos que suelen ser muy largos, o para ablandar alimentos duros como carnes "económicas". La tapa tiene una válvula de escape para que se mantenga una presión constante, y es importante mantenerla limpia. El sistema de seguridad evita que estallen por la presión. Vienen de diferentes tamaños, y con marcas interiores para colocar un mínimo y un máximo de líquido. Las más modernas tienen muchos botones y funciones, aunque una antigua también sirve siempre y cuando esté sana su tapa, con la válvula y la goma "tapajunta" en condiciones.

¿Qué preparar con la olla a presión?

Sirve para hacer estofados, braseados, conservas, caldos... y todo muy rápido. Por ejemplo para hacer un caldo alcanza con poner las verduras y carnes con el agua por 15 o 20 minutos, un pollo entero se hace en 15 minutos, un flan en 10 minutos o una compota de manzanas en 5 minutos.

Tips para su correcto funcionamiento

. Colocar agua o líquido (caldo por ejemplo) en la base para humedecer los alimentos. La proporción de agua / alimento dependerá de la cantidad que queramos cocinar. Por ej. para 1 k de verduras suele ponerse una taza de agua o menos. En el caso de las carnes se necesita utilizar más líquido.

. Utilizar las diferentes graduaciones de presión según el tipo de alimento. Las legumbres requieren más presión.

. Una vez que la olla tomó temperatura y ya está alta la presión, bajar el fuego a mínimo, para que el vapor salga suavemente. No debe salir de manera brusca.

. Al terminar la cocción mover la válvula suavemente con cuidado de no quemarse, para que el vapor se libere de a poco.

. Abrir cuando ya no salga vapor

. Se puede colocar la olla en la pileta de la cocina bajo un chorro de agua fría - con mucho cuidado -  para que ese golpe de frío haga que baje la temperatura y se pueda abrir rápidamente.

Si todavía no tenés una olla a presión, te dejamos este link para que veas algunas y te inspires para comprar la tuya.

Mirá este video con algunos trucos

  

Esperamos que te hayan servido estos tips de cocina básica. Ahora desempolvá la que tenías guardada, y a experimentar! 

Seguinos en nuestras redes y enterate de todas las novedades del mundo de la gastronomía.

Instagram @FoodLoversMDZ     Facebook FoodLovers.MDZ    Twitter @FoodLoversMDZ 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?