El arte de poner la mesa

El arte de poner la mesa

La diseñadora y food stylist Carolina Aranda, te invita a llevar el arte y el estilo a tu mesa, transformando esta tarea en una experiencia divertida, en la que puedas expresarte y sumar valor al hecho de solo disfrutar de la comida.¡Relajate y creá!

Carolina Aranda

Poner la mesa te permite experimentar, combinar vajillas, manteles, texturas y colores (algo similar a lo que hago cuando dirijo el arte de en las producciones de fotografía y video de food styling). Poner la mesa es una oportunidad de inventar, de pasarlo bien, de deleitar a tu familia o pareja, y si vivís sola o solo a vos mismo. También es una actividad que podés compartir con los otros miembros de tu familia, y hasta podría ser un juego con los niños de la casa.

¿Cómo convertir una aburrida rutina diaria en una experiencia decorativa y creativa? Todo lo que necesitás es mirar a tu alrededor. Sacar todo lo que tengas. Puede ser que descubras alguna pieza que tenías fuera de uso, guardada en algún mueble y que no le dabas valor. Es importante observar qué posibilidades tenés para armar combinaciones. La idea es intentar mirar esos objetos con otros ojos. Esto no significa que debas hacerlo cada día, ¡sería agotador! Pero sí es una idea para animarte a apreciar un poco más el día a día.

¡Podés sorprenderte de lo que encuentres! los cubiertos de tu abuela, aunque no sean todos iguales, ¡todo vale! Cada pieza puede ser única y eso le aporta un distinguido valor, platos antiguos, cacharros, loza, porcelana, bowls enlosados ¡que son divinos! ¡Acá se trata de encontrar la belleza que puede tener cada utensilio y combinarlo de la mejor manera para sacarle todo su potencial de belleza! ¡El eclecticismo funciona también en cuanto a la vajilla!

PH: Federico García

Te doy unos tips que podés tener en cuenta para divertirte armando tu mesa:

 

TIP 1: NUEVOS USOS

PH: Freepik.com

Tomá en cuenta que revolviendo tus muebles de cocina y comedor podés encontrar objetos a los cuales darles nuevos usos, como tablas de madera a las cuales les des la función de platos. La madera es rústica y cálida, podés armonizar con el resto de la vajilla blanca, la clásica o de formatos modernos, y agregar un toque de color en las copas, vasos o servilletas y así crear un contraste de perfecto equilibrio y armonía en texturas y colores.

TIP 2: ELEGI UN PATRÓN DE TRES COLORES

No tienen que ser todos los platos, bowls y fuentes iguales en estilo y color, desplegá tu imaginación para crear nuevos conjuntos. Elegí un patrón en común que los una formando un juego visual que logre de esta manera agruparlos armónicamente. Un ejemplo es el uso de un patrón de tres colores, en este caso elegí borravino, verde agua y natural, con sus gradientes generados por las luces y las sombras.

TIP 3: NEUTRAL

Este tipo de decoración es de las que nunca fallan, combiná toda la vajilla que tengas en tonos neutros, blancos, cremas, grises, madera natural, con mantelería y servilletas en los mismos tonos. Crearás un ambiente calmo, propicio para la conversación y el relax. Eso sí, acá cortá unas ramitas o flores de cualquier planta que tengas para armar algún florerito, podés decorar también con ramas de aromáticas frescas, si o si el color verde natural terminará de poner la escena de tu mesa a punto.

¿Último consejo? Entender que si pusiste arte en tu mesa, tenés que asegurarte de que todo el mundo lo pase bien. ¡Si vos lo pasas bien, los invitados a tu mesa también!

¡Hasta el próximo mes!

@carolina­_aranda_foodstyling

@pictable

www.pictable.com.ar

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?