Derribando mitos: ¿microondas y freezer arruinan los alimentos?

Derribando mitos: ¿microondas y freezer arruinan los alimentos?

La Lic. en Nutrición Noelia Giorlando nos explica los beneficios y contras de estas herramientas que nos ayudan en la cocina. Si tenés dudas, sacátelas en esta nota.

Noelia Giorlando

La tecnología en la cocina vino para quedarse y fue necesaria para subsistir en tiempos de multitareas. Su ayuda para gestionar el tiempo de la cocina es indiscutible,  sin embargo la mala fama les llegó cuando comenzaron a estudiar su efecto sobre los alimentos,  veamos que hay de cierto.

MICROONDAS

Utiliza ondas de energía cortas que se transmiten desde el interior hacia el exterior del alimento, dependiendo de la concentración de líquido y de moléculas bipolares que este contenga, que al entrar en contacto con las ondas, comienzan a moverse y vibrar generando calor. Todo proceso de calentamiento siempre altera en mayor o menor medida la concentración y calidad de algunos nutrientes, dicha transformación depende de varios factores, entre ellos el tiempo, la temperatura, si el alimento se encuentra entero o en trozos, la cantidad de líquido que se utilice, etc. no siendo este efecto exclusivo del microondas. Pero si tomamos este comportamiento químico a favor, la gran ventaja del microondas es su corto tiempo de cocción o calentamiento, que al realizarlo con poca concentración de agua, permite conservar mejor algunos nutrientes como las vitaminas, proteínas,  minerales y antioxidantes, es decir que la pérdida es menor, que durante el hervido por ejemplo.

En la cocción en microondas la pérdda de nutrientes es menor que con el hervido.

FREEZER

Como método de conservación también en ocasiones  a sufrido de mala reputación, sin embargo sabemos con certeza  que a temperaturas menos  a 18ºC ,los alimentos no padecen ninguna alteración nutricional, aunque si se afectan sus características organolépticas, principalmente el sabor y  textura, por la formación de cristales de hielo.

Con el uso de freezer los alimentos no se alteran nutricionalmente

Para mantener los beneficios de ambos, es necesario contar con su buen mantenimiento, asegurarse temperaturas adecuadas para su uso y recipientes aptos para aprovechar al máximo su rendimiento. Definitivamente son aliados más que nunca en pandemia, donde el tiempo pendula entre la escasez y el exceso, siendo difícil de administrar y más aún de hacerlo más eficaz.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?