¡Nada mejor para el calor que un té helado!

¡Nada mejor para el calor que un té helado!

El té frío es una deliciosa opción para los días calurosos, y una de las bebidas más sanas, refrescantes y naturales que podemos disfrutar en verano. En esta nota te cuento cómo lo podés preparar y te dejo una receta. Por Silvina Fortuny.

Silvina Fortuny

Si ya sos parte del mundo del té en hebras y aprecias sus propiedades, no podés negarte a probarlo frío e incorporarlo a tu vida en esta nueva posibilidad.

El té frío es una sana alternativa a las bebidas gaseosas o azucaradas. Quita la sed y proporciona múltiples beneficios a la salud además de su exquisito sabor.

Es una excelente compañía para las comidas, dulces o saladas, pastelería y postres, y y una Infusión valiosa para deportistas a la hora de hidratarse. Es versátil,  se puede preparar en diversas combinaciones, puro o en blends.

Para prepararlo fresco son aconsejables las variedades florares y frutales a las que se les puede agregar frutas frescas o jugos exprimidos para realzar aún más su sabor y color en deliciosos licuados frozen que alegran las mesas veraniegas.

Dentro de la gama de las infusiones refrescantes, el rooibos es una opción a tener en cuenta por su dulce sabor y valiosas propiedades. Originario de Sudáfrica, este arbusto es antioxidante, hidratante y mineralizante, además de no poseer cafeína, lo que lo hace ideal para embarazadas y niños.

El té frío es cada vez más utilizado en coctelería, especialmente en novedosos tragos que incluyen bebidas blancas, vinos y espumantes a las que se agregan los almibares de té.

 TIPS PARA PREPARAR UN DELICIOSO TE FRIO

. Infusionar las hebras a la temperatura y el tiempo que corresponda según la variedad de té, en menor cantidad de agua que la habitual para lograr una mayor concentración.

. Dejar enfriar naturalmente a temperatura ambiente y agregar finalmente hielo picado. O enfriar en heladera.

. Agregar frutas o hierbas a la infusión para lograr creativas combinaciones.

Una de ellas es la Limonada en té verde, ideal para acompañar las comidas y muy fácil de preparar.

RECETA DE LA LIMONADA

  • Té verde
  • Miel
  • Jengibre
  • Jugo de limón
  • Menta fresca
  • Hielo

Se procesa todo en la licuadora en las proporciones deseadas y puede decorarse con rodajas de limón y hojitas de menta

La presentación y el servicio es clave al ofrecer un té frio, se sugiere utilizar jarras o vasos transparentes, que resalten sus atractivos colores, y agregar trozos de frutas o hierbas.

Para preparar un Iced Tea no existen reglas, sólo poner en marcha la imaginación para ofrecerlo de diferentes maneras y sorprender a nuestros agasajados.

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?