¡Irresistibles! los clásicos scons de Doña Petrona

¡Irresistibles! los clásicos scons de Doña Petrona

Desayuno, merienda, brunch... los scones se adaptan a cualquier momento ¡ y nos encantan! Te dejamos la receta de la emblemática cocinera que tantas alegrías nos ha dado.

Food Lovers

Estas masitas de origen escocés, ya sea su versión clásica o las variantes con frutas, quesos y pasas de uva, los scons son ideales para acompañar desayunos, meriendas, el tradicional mate argentino, o un brunch. Llevan manteca, harina, y se pueden saborizar para que queden dulces o salados. Se pueden comer solos o con mermeladas (la combinación más clásica es con frutos rojos), queso crema, dulce de leche... las combinaciones son inagotables. Generalmente son de forma circular, aunque muchos los prefieren cuadrados o en triángulos. Su textura es suave y a veces, de acuerdo a la receta, suelen desgranarse y tener cierta crocantez. 

Los scons nacieron en Escocia y se popularizaron en todo el Reino Unido, y Europa. La leyenda dice que representan una "roca divina", y en tiempos de Eduardo I se utilizaron para calmar el hambre de campesinos. 

INGREDIENTES

  • 500 g de harina
  • 150 g de manteca fría
  • 4 cucharaditas de polvo de hornear
  • 100 g de azúcar
  • 2 huevos
  • un pizca de sal
  • 1 tacita de leche fría

 

PROCEDIMIENTO

En un bowl poner la harina y la manteca fría, mezclar con cornet o dedos. Agregar el polvo de hornear, azúcar y sal, y mezclar bien. Hacer un hueco, y agregar los huevos. Mezclar con cuchara de madera o cornet, mientras se agrega de a poco la leche. El resultado debería ser una masa intermedia, ni muy blanda ni muy dura. Amasar sobre una mesa, aplastarla con un palote y dejarla de 1,5 cm de algo aproximadamente. Cortar los scons con un cortapasta liso y pequeño, de unos 5 a 8 cm de diámetro. Colocarlos sobre una placa enmantecada. Pintarlos con huevo batido. Hornearlos de 15 a 20 minutos.

Tip para el horneado: cubrir los scons con un papel enmantecado, de esta manera leudarán parejos sin inclinarse. Cuando ya estén levantados, quitar el papel y terminar de hornear.

Opcional: agregar pasas o queso.

Tip para el amasado: na vez estirada la masa, espolvorear harina y doblar una vez. Pasar el palote nuevamente. Y cortar. De esta manera será fácil partirlos en dos para agregarles queso o mermelada.

Fuente: libro "Cocina con calor de hogar" de Doña Petrona.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?