Delicioso y saludable: receta de coliflor con bechamel gratinada

Delicioso y saludable: receta de coliflor con bechamel gratinada

La cremosidad y el queso gratinado son dos de los aspectos más destacados de este plato.

Food Lovers

Para los amantes de las verduras y de las delicias en general, a continuación compartimos la receta y todo lo que hay que saber para preparar coliflor con bechamel gratinada.

Se trata de una comida exquisita y fácil de hacer. Como si fuese poco, es saludable y apropiada para comer en cualquier época del año.

Fuente: nestlecocina.es

Coliflor con salsa bechamel gratinada: todo lo que se necesita

Ingredientes. Para que puedan comer tranquilas unas 4 personas se requiere de:

  • 2 coliflores (tamaño mediano).
  • 100 gr. de queso rallado (a elección).
  • 500 ml. de leche.
  • 30 gr. de harina.
  • 30 gr. de manteca.
  • Sal y pimienta (a gusto personal).
  • Especias a elección (perejil, nuez moscada, cilantro, etc).

¿Cómo hacer coliflor al horno con salsa bechamel gratinada?

Elaboración. Ante todo, hay que lavar bien las coliflores, escurrirlas y cortarlas de forma tal que queden pequeños ramilletes. 

Si bien esta preparación se caracteriza por requerir de horno, es necesario que las coliflores tengan una precocción. Dicho de otra manera, hay que cocinarlas un poco antes de armar la mezcla con la salsa.

Con unos 10 minutos de cocción basta, y esto se puede hacer tanto al vapor como al microondas. En este último caso, hay que estar seguros de que se dispone de un recipiente apropiado para este tipo de función.

Mientras tanto, se puede aprovechar el tiempo para comenzar a hacer la salsa bechamel. Para esto, hay que poner la manteca en una pequeña olla y llevar a fuego bajo hasta que se torne líquida. 

A continuación, hay que sumar la harina de a poco y revolviendo bien para que se forme una especie de pasta y no quede ningún grumo. Algo similar hay que hacer con la leche: primero hay que introducir un poco y, siempre batiendo, hay que agregar el resto de forma paulatina.

Hecho esto, hay que condimentar con sal y pimienta a gusto personal y también introducir las especias elegidas. En cuanto al momento apropiado para retirar la mezcla del fuego, hay un secreto a tener en cuenta: la salsa bechamel gana un poco de consistencia una vez que se la aparta del mismo.

Por lo tanto, hay que prestar atención y sacar la salsa unos instantes antes de que adquiera la textura buscada.

Si se pasan del punto justo, a no preocuparse: basta con agregar una pizca de leche y con remover un poco hasta lograr el punto ideal.

Para finalizar, solo resta el armado de la preparación. Para esto hay que poner en un molde para horno las coliflores como base y luego cubrir con la salsa bechamel. 

Por encima de todo, hay que colocar el queso rallado. ¿Un consejo? No hace falta que sea de un solo tipo: se puede hacer una combinación de varios quesos para obtener un sabor increíble.

El horno tiene que estar precalentado a unos 200°C, y el tiempo de cocción oscila entre los 10 y los 15 minutos, o hasta observar que el queso rallado ya está gratinado.

¡Listo! La coliflor con salsa bechamel ya está terminada. Antes de comer, se recomienda esperar unos minutos para que se enfríe un poco y evitar que se desarme a la hora de servir. 

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?