Salsa de soja: ¡No la compres! Te enseñamos a hacerla en casa

Salsa de soja: ¡No la compres! Te enseñamos a hacerla en casa

La salsa de soja se fabrica así hace 750 años y vos podes hacerlo en tu casa.

Food Lovers

La salsa de soja tiene origen en China, aunque muchos la tendrán asociada a la comida japonesa, principalmente al sushi.

Sin embargo, hace dos mil años se fabrica en China. Su función era principalmente la de conservar los alimentos, al igual que el caso de la sal. Luego, ambas fueron más populares como condimento, ya que la conservación evolucionó.

No fue hasta el siglo XIII que la salsa de soja alcanzó otros territorios, como Japón.

Fuente. El Español

Origen de la salsa de soja

A la ciudad de Yuasa llegó la salsa de soja desde China. La localidad costera podría considerarse el lugar donde nació esta salsa espesa, salada y sustanciosa color marrón oscuro.

En 1254 un monje budista que volvía de uno de sus viajes por China se instaló en Japón y relató cómo había aprendido a hacer un suerte de miso que servía para conservar las verduras durante el verano.

Así fue como lo probó en Japón y sugirió que fuera en Yuasa, porque allí había gran acceso a las aguas de manantial: el agua era un elemento clave para preparar este producto.

Al proceder con la fabricación del miso, el líquido que se recolectó de los barriles, al separarlo de la pasta, es lo que actualmente se conoce como salsa de soja.
 

Fuente. El Español

Cómo se prepara la salsa de soja 

La salsa de soja se hace a partir de cuatro ingredientes que son el agua, la sal, las habas de soja y el trigo. El proceso de fermentación se promueve con un activador, el Koji. En los mercados y supermercados japoneses que hay alrededor del mundo se consigue fácilmente.

Comenzar con el procedimiento es más simple de lo que parece. Primero hay que mezclar el trigo con la soja y esperar cuatro días hasta que comience la fermentación.

El próximo paso será sumar la sal, el agua y dejar que repose. El reposo se puede hacer en barriles de madera, grandes o chicos. Lo importante es que se haga durante 18 meses.

Durante este período se debe mezclar a mano cada tanto para favorecer la fermentación homogénea. Transcurrido ese tiempo, la pasta se separa en bolsas de tela que se prensan para obtener el líquido. Este producto es conocido como salsa de soja nama.

El último tramo del proceso consiste en calentar la primera salsa nama en una olla de hierro, preferentemente sobre madera de pino rojo.

Habrá que hacerlo por unas horas, al menos medio día, retirando permanentemente la espuma que se vaya formando en la superficie.

Más tarde se deja enfriar y se embotella. Actualmente se sigue fabricando así, aunque el proceso se encuentra más automatizado y existen productos con salsa de soja con bajo sodio, salsa de soja con otros sabores como el wasabi, etc.

Al transformarse en un fenómeno mundial, al igual que el sushi, sus orígenes ancestrales resultan fascinantes ¿verdad?

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?