Cremoso y tentador: hummus de remolacha casero

Cremoso y tentador: hummus de remolacha casero

Es el dip ideal para acompañar con panes y tostadas.

Food Lovers

Dicen quienes saben que la comida, ante todo, tiene que entrar por los ojos. Basta con ver el intenso color de este hummus de remolacha casero para que crezca la tentación y se despierten las ganas de probarlo. A continuación, compartimos su receta y te contamos todo lo que hay que saber para que salga a la perfección.

Como si fuese poco, además de su exquisito sabor este hummus tiene muchos beneficios. En primer lugar, es súper saludable. Además, por los ingredientes que se necesitan para elaborarlo, es un plato que se caracteriza por ser económico. ¿Te animarías a hacerlo en casa?
 

Fuente: deliciaskitchen.com

¿Qué se necesita para hacer el hummus de remolacha casero?

Ingredientes. Para hacer una crema que rinda para unas 4 personas se requiere de:

  • 80 gr. de garbanzos.
  • 1 remolacha.
  • 1 limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 10 gr. de perejil (fresco).
  • 50 gr. de semillas de sésamo (tostadas).
  • 1 pizca de comino.
  • Aceite de oliva (cantidad necesaria).
  • Sal y pimienta (a gusto personal).

En cuanto al perejil, existe la posibilidad de reemplazarlo con algún otro ingrediente similar, como puede ser el cilantro. Sea cual fuese la elección, lo importante es que se trate de hojas frescas para que aporten un mayor sabor a la preparación.
 

Hummus de remolacha casero: paso a paso

Elaboración. Para poder hacer esta preparación, es necesario que los garbanzos estén en remojo durante al menos 12 horas. Se recomienda, entonces, dejarlos en esta condición desde la noche anterior.

Ya para comenzar a hacer el hummus, hay que poner a hervir los garbanzos a fuego medio y dejarlos durante al menos 40 minutos, hasta que queden los granos queden blandos.

En otro recipiente con abundante agua, poner la remolacha (que tiene que estar cortada en trozos grandes) y hervir durante 45 minutos también a fuego medio. En este paso es importante que la olla esté tapada.

Una vez que está lista, dejar que se enfríe un poco y pelarla. A continuación, poner en una procesadora o minipimer la remolacha, los garbanzos, el diente de ajo, el jugo de limón y un chorrito de aceite de oliva.

Hecho esto, procesar hasta obtener una pasta y luego agregar las semillas de sésamo (que tienen que estar tostadas), el comino, el perejil o el cilantro, la sal y la pimienta. Luego seguir batiendo hasta obtener una mezcla homogénea en la cual todos los ingredientes estén bien distribuidos.

¡Listo! El hummus de remolacha casero ya está terminado. Para su presentación se puede decorar con unos hilos de aceite de oliva y con algunas semillas de sésamo. También se pueden agregar algunos trozos pequeños de perejil o la hierba elegida para la elaboración.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?